martes, 29 de abril de 2014

GRITO DE MUJER 3/4

Continuando con el  "Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer", celebrado el pasado 28 de marzo en Cehegin, Murcia, siendo la maestra de ceremonias y organizadora del evento, mi querida amiga bloguera,   Ascensión García, Aris para la blogosfera

En esta ocasión, para mi tercer grito, leí un texto propio. Escrito durante uno de ésos días en que nos hartamos de estar hartas. Y entre aspiradora, cocina, coladas y polvo, me entro este pequeño rasgo de rebeldía.






MUJER QUE SUEÑA CORRER CON LOBOS

No quiero ser mujer silvestre,
Hace años que dejé de ser  florero.
Pero aquí sigo,
atendido la lumbre y el brasero.
Preparando alimentos que otros comieron,
arreglando camas que no deshice y Coladas que no ensucié.
No quiero ser mujer silvestre,
Quiero nacer de nuevo,
con esta mente de cincuenta años
y no con aquella otra
que me mostró el mundo
desde  otros agujeros.
Quiero volver a ser niña,
para decir un no, no solo a mi abuelo.
Quiero negarme a aquello que no eran mis sueños.
Quiero desaprender errores que otros,
para mi tejieron.
Me gustaría ser una adolescente llena de ésos pecados
que para mí temieron y que nunca entonces,
imaginé.
Quiero vivir a tope mis veinte años,
y fumarme las letras sabias de ésas mujeres
que me habrían mostrado como vivir la vida a sorbos,
de vinos bien cosechados.
Quiero tener treinta años, y no permitir lecturas a mis hijas
de cuentos por hombres narrados,
sobre princesas bobas y azulados príncipes que nunca,
a las mujeres nos salvaron.
No quiero ser mujer silvestre,
quiero correr desnuda por selvas, montes, páramos y desiertos,
quiero aullar cada noche sobre una colina solitaria,
para que otras mujeres jóvenes,
puedan oír la llamada que nos convoca a todas a desaprender
lo que otras mujeres bobas nos enseñaron.
Dejemos de ser mujeres silvestres
volvamos a ser como lobas, que cuidan de sus cachorros solas,
sin macho que se pavonee altivo,
nombrándose como dueño y jefe de nuestra,
para siempre, camada.                  

Mascab
 (1-Febrero-2014)


Nota de la autora:

Por “Silvestre” nombro a aquellas mujeres simples, sin pensamientos formados ni opiniones propias; ése tipo de mujer “doméstica” que solo se dedica a pasar los días de manera rústica (sin cuidar su aspecto ni mimarse a ella misma), agreste (ruda, llena de dobleces, grosera), sin cultura social; que vive sin una vida propia, pendiente de la de los demás; sin motivaciones ni inquietudes; sin sueños por realizar…

domingo, 20 de abril de 2014

GRITO DE MUJER 2/4

Como comencé a contar, el pasado 28 de marzo fuí invitada a participar en la "Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer". En el mismo, tuve la oportunidad de leer un poema de ADA LUZ MÁRQUEZ y, de paso, saber a cerca de la obra de esta mujer hasta entonces para mí desconocida, y que se nos descubre como buscadora de sabidurías antiguas, precisamente en el momento en que yo misma, ando reivindicando nuestros dogmas de mujer más ancestros, para aprender de ellos y poder, juntas, luchar contra un patriarcado cultural asfixiante en muchas sociedades actuales, incluso en las más occidentales.

Fue todo un hallazgo, pues el texto que yo llevaba y alguno más que he escrito y que aún no he publicado, discurren por la misma línea que los que voy conociendo de ella.

Os dejo su poema que fue mi segundo "grito de mujer" en el mencionado Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer, celebrado en Cehegin, Murcia:





SOY TODAS LAS MUJERES


Hoy soy la mujer que me parió
hoy soy la mujer que parí
desde mis entrañas.
Hoy soy la mujer desaparecida,
la mujer indígena,
la niña con manos de mujer,
la mujer con corazón de niña.
Sin miedo, sin amnesia,
con la pena y las flores
guardadas bajo la almohada
y los años a cuestas.
Hoy soy el ancestro originario,
la leyenda viva 
del amor de la Madre Tierra…
Hoy soy ella, tú, yo…
Aquí y ahora,
hasta la última de mis horas,
más allá de mis días.


domingo, 13 de abril de 2014

DIAS


Imagen: Claudia Tremblay

Hay días que pasan como discurren las horas,
rápidos, silenciosos y resbaladizos.
Otros sin embargo, pasan lentos, pesados e
interminables.
Hay día en que necesitamos encerrarnos
en soledad.
Otros sin embargo, buscamos anhelantes
el abrazo amigo, la sonrisa que ilumine
nuestra negatividad.
Hay días en que un minuto se hace mundo,
y un instante… la eternidad.
Tengo muchos días.
podría decirse que los colecciono.
pero la realidad sabe que son días,
nada más.

Mascab 
(13-enero-2014)


domingo, 6 de abril de 2014

MARGARITAS

Imagen: Anna & Elena Balbusso

Llueve,
Sin que llore el cielo, ni haya charcos en el suelo.
Una margarita de frágil tallo, muestra el cristal
de un corazón deshojados
que golpea  insistente las invisibles gotas de lluvia.
Mientras, miles de amapolas bailan al son del viento
celebrando la primavera de sus vidas...
Sin percatarse de que una margarita hoy,
Siente la humedad, de la lluvia caer.

a Peich 
(06-Abril-2014)