lunes, 14 de mayo de 2012

Los niños robados: ¡Justicia!


¿Es justo? ¿es decente? ¿es humano? ¿robar a los bebés de las personas buenas y jugar a ser un dios creyéndose dueña para decidir sobre las vidas ajenas?

¿Quién es ésta mujer vestida de monja? ¿qué hay en su interior para haber llegado a tal grado de perversión?

¿Quién es la mujer que la acompaña y protege? ¿cómo puede sonreír a las cámaras y al público como si saliera de una fiesta donde a su "protegida" le han entregado un premio, cuando lo hace de unos juzgados en que la enjuician por  "presunto" culpable y no único?


¿Quiere inspirar compasión poniendo cara de pena? ¿Haciéndose pasar por una mujer que solo procuraba el bien para los bebés que vendía por 100.000 ptas.?

Para mí, sólo es una bruja disfrazada de monja católica. Sus ojos me delatan a la mujer fría y calculadora que fue, y que sin duda, debe seguir siendo. Pese a la edad, a su edad, a ésa edad a la que debe agradecer el que no la instalen finalmente en la cárcel donde debió estar hace muchos, muchos años.

Y su pupila, me repele, con ésa sonrisa amplia de ir "sobrada", sobre el bien y el mal...


Y me solidarizo apoyando, a todas ésas familias que se buscan con desesperación y angustias. 
Me solidarizo con las madres a quienes les robaron una parte de ellas a la vez que las aplicaban un sufrimiento innecesario, con la crueldad de hacerlas pasar por un duelo que no las correspondía.
Me solidarizo con ésos hijos que anhelan encontrar a sus madres y padres biológicos, para contarles que han vivido bien (ojalá), pero que siempre les faltó todo el amor que sus auténticos padres, tenían guardado para ellos.



...Y me solidarizo con todas aquellas otras familias, que aún tardarán mucho en encontrarse o tal vez no lo harán nunca.
Para ellas todo mi cariño, y el más grande de los deseos de que la justicia sea por una vez justa.

O seremos como siempre, el pueblo solidario, quienes castigue a los culpables señalándoles con el dedo, y tirándo de la "goma" que sujeta la "máscara de caridad" tras la que se esconden...

Para tí, porque sé lo que te duele y porque no puedo hacer otra cosa que pensar en tí,
...cuando veo  todas éstas imágenes en la prensa y la televisión.

20 comentarios:

  1. Es una verguenza. Ellas que creen tanto en el juicio final, seguro que están temblando enfrentarse a él, lo digo por la edad de la acusada.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. pues una vergüenza, me pregunto que dirán las autoridades eclesiásticas de todo esto.. ¿o también lo van a tapar, como es su costumbre?

    besos,

    ResponderEliminar
  3. Mi suegra con 90 años ha pasado por un caso similar, aunque ella no ha denunciado nada.
    Es cierto que todos esos sinvergüenzas tienen que pagarlo, la Iglesia que tenia todo el poder en esos años 60 y 70, ¿pero y en los 80 y algún caso en los 90?, los médicos responsables igualmente, pero ¿solo ellos?, en estos intercambios intervenía mas gente y seguramente todos se llevaban un trocito del pastel.
    De todo este chanchullo nos olvidamos el dolor provocado a los padres biológicos y adoptivos (seguro que en algún caso pensaban que adoptaban legalmente) así como a los hijos que pensaban que sus padres eran los que ellos querían; se presentan situaciones que no son nada fáciles de resolver gracias a unos sinvergüenza donde, como siempre en estos tinglados de menores, la iglesia tiene mucho que decir y nunca dice nada. ¡¡Que vergüenza de Iglesia!! y luego se dan golpes de pecho ¡¡ HIPÓCRITAS Y SEPULCROS BLANQUEADOS!!

    ResponderEliminar
  4. Esto es la punta del iceberg ,en el nombre de" DIOS SE COMETIERON TANTOS CRÍMENES " .Solidaridad con las victimas madres -y hijos .

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el primer momento que vi esta foto, me puse que me llevban los demonios, no por ver a sor María,porque ya sabemos que es lo que es, sino por ver ala tía dedetrás, mucho más joven, sonriendo de vivir su momento de gloria aunque sea al lado de un energúmeno como éste.
      Es que me pongo....
      Hay sonrisas que deberían estar penadas con cárcel y esta es una de ellas.

      Eliminar
  5. Desde luego, no sé en qué oscura mafia se metió esta monja. Pero lo que hizo no tiene nombre.

    ResponderEliminar
  6. Desgraciada! Eso es lo que es. Ojala tenga tiempo suficiente en la carcel para arrepentirse. Muy triste tu entrada querida; pero una realidad de los tiempos en que vivimos. Este mundo esta hecho un caos.

    ResponderEliminar
  7. Me siento indignada, no tengo palabras para calificarla.
    Quizás siempre he sido desconfiada. Cada vez que me nacía un hijo, iba a un sanatorio particular y jamás he dejado que a mi hijos les sacasen de la habitación, siempre he tenido miedo a que me los pudiesen cambiar.
    Como verás, por mi cabecita nunca se me ha pasado que me los pudiesen robar, ahora que sale a la luz las barbaridades que se han cometido, me entra pánico ¡pobres madres! y ¡pobres hijos! ¡Qué pena!
    Siempre tienes la noticia a punto, estás en todo.
    Te dejo un fuerte abrazo en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  8. Gracias amiga por acordarte de mi en estos tristes recuerdos....quiero que todo esto pase...se que no va pasar nada, que la desgraciada monja se va a ir de rositas por su edad...al igual que medicos y demas gentuza...solo se que todo esto me ha afectado hasta casi enfermar de desesperacion y a nivel de rendimiento en mi trabajo...me pregunto que es lo que deberia hacer...si seguir luchando o seguir con mi vida. mi caso esta archivado no hay cuerpo para comparar adn....seguire pasando el tiempo y que sea el, el que me ponga en el camino correcto. gracias amiga..millones de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estoy con vosotras, besazos

      Eliminar
    2. la lucha sera buena con ver solamente reunirse a una madre con algun niño desaparecido, te quiero tata

      Eliminar
  9. El daño ya está hecho y poco o nada se puede hacer ya. Animar a todos los afectados, que sigan con su vida con normalidad, aunque no es fácil y que no se vengan abajo. Sus vidas tienen que seguir adelante de la mejor manera posible. Esa tipa me repugna y la de la sonrisa ni te cuento, estoy con Tracy, ese careto tendría que tener cárcel, es nausebunda.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Realmente vergonzoso y escalofriante todo lo que ha sucedido...Inexplicable.
    Un abrazo, Mascab.

    ResponderEliminar
  11. Impresiona ver como se desprecia y ningunea este escándalo mayúsculo, ¿que hay dentro de la monja? Sin duda el convenimiento ciego de tener razón y salvar el mundo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Pena, impotencia, indignación.... todos los calificativos que se usen en un caso como este se quedan cortos. No hay ningún crimen más terrible que separar a una madre de su hijo y si además media dinero, la cosa más repulsiva del mundo.

    Me solidarizó contigo, les mando un beso a ellos y ella ( sobre todo a tu ella ¡¡mucho ánimo!! ) y sólo una cosa... que jamás vuelva a ocurrir nada semejante. Algunas personas y familias enteras estarán destrozadas de por vida, eso ya nadie puede compensarlo, ni repararlo, si acaso el tiempo y un poquito de suerte que propicie los encuentros... al menos, que no suceda nunca más... sólo deseo y espero eso.



    Un beso inmeeenso mi querida MASC y feliz noche cielo.

    ResponderEliminar
  13. Desgraciadamente esta es algo que estuvo pasando con mucha frecuencia en hospitales como Santa Cristina e incluso en la maternidad de Odonell.
    Siempre que haya dinero por medio y gente sin escrupulos seguiran pasando estas cosas.
    un besote

    ResponderEliminar
  14. Lo que quiero decir en este sentido ya lo he dicho en mi blog: http://diasdeaplomo.blogspot.com.es/2012/05/en-el-dia-de-tu-santo.html
    Me alegro que sintamos la misma pulsión por el sufrimiento ajeno. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Las palabras se me ahogan en los sentimientos de rabia e impotencia por un delito tan grave cometido. A la vuelta del tiempo pasado sufren todos, los hijos adoptados, los padres a los que les robaron sus hijos y los padres adoptivos por haber sido participes de este delito. Max

    ResponderEliminar
  16. ¡Que Dios la juzgue!,en el cielo,y que le perdone si puede.
    Me temo que aquí no .........
    Siento por el dolor de esas madres y padres.
    Es increible.
    Te felicito por tus publicaciones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Me gustaría muchísimo,verla juzgada pronto,pero me temo que no.
    Siento tanta indignación,que no puedo
    expresar con palabras,porque no las
    hay. ¡Que horror!

    Gracias por mostrar al mundo,esta vergüenza,y que nunca se vuelva a repetir. Un saludo-

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?