miércoles, 30 de noviembre de 2022

El soplo

Hay poetas que nos inspiran y últimamente, he leído a Coral Bracho, y de esa lectura, me han salido algunos poemas. 


Os comparto este poema que nace a través de unos versos de esta autora:


El soplo

                                                                                                                                                    ¿Si a usted,                                                                                                                                                                                            si a usted le hubieran preguntado                                                                                                                                                           si quería o no nacer? 

Coral Bracho / ¿Le puedo hacer una pregunta?

sobre la cascada

las copas de los árboles

sobre los árboles

las nubes

sobre las nubes el sol

bajo el sol la tierra y el mar

y el agua vertida

de los ríos

 

frente al agua unos ojos

con la plenitud en sus niñas

y el silencio de las piedras

que guardan los recuerdos

 

la mirada fija en el horizonte

los labios bebiendo las lágrimas

y el hierro de la sangre

 

una pregunta viaja en la espiral del aire

se posa en los hombros de un cuerpo que palpita

y se emociona

ante la frondosidad del día

 

¿desea seguir aquí o prefiere viajar a las sombras?

 

el cuerpo detiene sus venas

e inspira el soplo

de la vida






Coral Bracho
nació en Ciudad de México el 22 de mayo de 1951. Estudió lengua y literatura hispánicas, en la UNAM, y cultura francesa en París, en la Sorbona, en 1971. Ha trabajado como Investigadora en el Centro de Estudios Literarios del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, y como Investigadora y redactora en el proyecto del Diccionario del Español de México en El Colegio de México. Ha impartido cursos de literatura en niveles de bachillerato, licenciatura y maestría en la Universidad de Maryland y en México, y ha coordinado talleres de poesía en distintas universidades, en centros de cultura de diversos estados de la república, y en distintos países. De 1996 a 1999 fue tutora en el Programa Jóvenes Creadores del FONCA.

Autora de una obra poética extensa, por la que ha sido galardonada con numerosos premios, nacionales e internacionales, entre sus libros destacan Peces de piel fugaz (1977), El ser que va a morir (1982), Bajo el destello líquido (1988), Jardín del mar (1993), Trazo del tiempo (2001), Ese espacio, ese jardín (edición en México 2003, en España 2004), y Poesía reunida (1977-2008), 2019.

Y aquí os dejo, el poema de Coral Bracho, que ha inspirado el mío:

¿Le puedo hacer una pregunta?

 

"¿Le puedo hacer una pregunta?"

El sol transcurre entre las nubes

como tibia cascada. Estamos encima de ellas,

encima de la tierra y el mar

y el cielo es una vasta

plenitud sostenida. "Una pregunta,

óigame bien:

¿Si a usted,

si a usted le hubieran consultado...?"

Como los ojos suaves de esta niña ante el mar,

como su calma nítida.

"¿Le puedo hacer

una pregunta?"

(Un asiento adelante

el gris luido de la cortina encubre

este mar silencioso.)

Miro sus ojos a contraluz,

fijos e inquietos

y casi secos.

"¿Si a usted...?"

Veo el metal, su perfil,

entre la trama blanca. El azul.

Cambios de matiz, de textura, en el caudal

de la cortina. La cabeza que escucha,

que voltea "¿Quiere algo de tomar?"

Sus ojos, tercos, me ven de frente:

"¿Si a usted,

si a usted le hubieran preguntado

si quería o no nacer?"

"Haga la prueba –me dice–,

pregunte también usted; a sus parientes,

a sus amigos;

¿y usted, sí, usted –ojos ariscos

y brumosos frente al arco de luz–

qué hubiera dicho?"

6 comentarios:

  1. Me maravilla como de fácil se os da expresar algo tan abstracto como el alma.

    Salud desde la dehesa.

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Que sí por supuestísimo!! - le contesto a ella- jajaja, a su precioso poema. No conozco a esta poeta y ¿ves? otra cosa más que gracias a ti recojo aquí. El tuyo es como más tremendo.. quiero decir que el tuyo hace un recorrido por todas las maravillas del planeta y de pronto, .. de pronto todo se inunda de lágrimas y angustia...y la pregunta no es si deseas nace.. es mucho más terrible, se plantea si desea morir...
    Espero que esa angustia que emana del poema sea pasado, mi querida ASUN, sé que tú eres vitalista como yo, por muy cuesta arriba y empinada que se nos ponga jamás hay que tirar la toalla, siempre nos puede servir para quitarnos el sudor ; )

    Un beso grandísimo bonita!!!
    Y graacciass por ella y por ti.

    ResponderEliminar
  3. Una maravillosa inspiración, los poemas pueden emocionar pero a ti te ya nacido un poema precioso. Unos abrazos

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado conocerla, gracias por presentármela.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito lo que nos compartes, tanto tu poema como el de Coral son exquisitos. Qué envidia ser capaz de crear esa sutileza a través de versos. Besos :D

    ResponderEliminar
  6. Eres increible. Un abrazo

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?