lunes, 24 de abril de 2017

UNA MAÑANA DE DOMINGO

Imagen localizada en Internet

El café humea su aroma
hacia mis ojos ausentes.
Un Monte de telares...
espera el silbido de vapor
que elimine sus arrugas.
Un cigarrillo
se pasea entre mis dedos
añorando el fuego que ya no existe
porque abandoné el tren por voluntad.
Una olla cuece sobre la vitrocerámica
la base de una sobremesa sin tertulia
donde los protagonista
son sapos a quienes unos votos
conviertieron en politicos
y finalizaron su metamorfosis
descubriéndose ranas.
Al fondo,
un canto acelerado
me dice que la lavadora
está casi lista para ondearse al aire.

Una voz desde la ducha
me llama mamá
y acudo con la rapidez sin prisas
de una mañana de domingo.
Desde una esquina del pasillo
veo de reojo
el erótismo lesbo de sábanas y colcha
que me indican que a la cama
le toca un cambio.

Y yo
de vuelta a mis brumas
me bebo a sorbos el café
sin azucar ni sacarina
ya casi frío
por esta manía mía
de soñar con versos
como si alguien pudiera confundirme

con cualquier poeta de a pie.


4 comentarios:

  1. Mascab, has dado voz y convertido en versos a los electrodomésticos y deberes del hogar...Y es que la poesía está en todas partes, todo depende de la sensibilidad del que escribe. Lo cierto es que, tu mente, que ama la creación, ha convertido en arte, con sencillez generosa, los trajines rutinarios de cualquier madre-ama de casa.(me alegro de que publiques de nuevo)
    Te dejo mi felicitación y mi abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  2. Bellas reflexiones a golpes de las tareas domésticas…Gran ingenio para hilar versos llenos de sensibilidad.

    Un cálido abrazo Mascab

    ResponderEliminar
  3. Que alegría ver de nuevo que la reveldía sigue viva, que no abandona la lucha, ni siquiera en una tranquila mañana de domingo ,que siguen hirviendo ideas en su cabeza ,para así hacernos disfrutar del tranquilo aroma que desprende .
    Nada mejor que seguir echando leña a este viejo blog ,para calentar ese café tibio .
    LM

    ResponderEliminar
  4. Nunca pensé que lo cotidiano se convirtiera en poesía... Sinceramente, me emociona que tus tacones te hayan llevado por el camino de las letras.
    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?