viernes, 19 de junio de 2015

VIDA Y MUERTE




para Esther C.
Has llegado donde estás
sin rendirte a la vida
que te forjó con dureza,
sin tallarte en mármol.

A veces,
cubrió tu pelo con manta de escarcha,
y reventó las ruinas de tus huesos.
Tú supiste asfaltar los escombros
Para seguir de pie, aún con fisuras.

Has zurcido mil veces tus desgarros
y aquí sigues, subida a tus tacones rojos
para mirar a la muerte de frente
y ver cómo se derrite el hielo de su hoz.
Mientras, tú te pones el sombrero blanco
y sonríes de nuevo a la vida.

El espejo refleja a la mujer que te ha nacido,
-tú sabías que la llevabas adentro-,
preparada para luchar a muerte
y dejar la partida en tablas.

© Mascab (7-abril-2015)

3 comentarios:

  1. Muchas gracias Mascab por compartir tan hermoso poema. Siempre me gusta cómo escribes y a la persona que va dedicada se debe sentir muy dichosa.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Como el personaje de tu poema tú también has llegado donde estás sin rendirte a la vida y lo que mas me gusta es saber que nunca te rendiras.
    Un abrazo poeta.

    ResponderEliminar
  3. la fuerza de tu texto es maravillosa Un alauso para tu alma

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?