lunes, 17 de febrero de 2014

El Paraíso



Todos soñamos con encontrar un paraíso. Con dejar de sufrir con cada nuevo día. Pero esto no es posible, porque no hay bien sin mal, como no hay vida sin muerte. Todos debemos realizar unas obligaciones para poder disfrutar de los derechos que dichas obligaciones nos proporcionen.

Pero es barato soñar....y hacerlo con un paraíso ideal lo hacemos casi todos. ¿cómo sería tu paraíso ideal? ¿Realmente crees que no podrías conseguirlo?

Para mí, vieja soñadora, mi paraíso no es tan especial que no pueda alcanzarse...basta con imaginar un entorno en el que todos mis seres queridos tuvieran un trabajo que les hiciera sentirse bien. Un lugar donde cada mañana al subir las persianas se apreciara el respeto entre nuestros semejantes. Un paisaje donde la tolerancia fuera de la mano de la diversidad. Un lugar en el que nadie fuera desigual a otro por muy diferentes que en verdad fueran. Un entorno en el que la sonrisa adornara cada rostro y cada mirada...donde el compartir fuera algo tan real como los abrazos regalados al azar. Un espacio donde cada especie estuviera enlazada a cada otra, colaborando con la generación de vida, ayudando a morir en paz....

Si. Mi paraíso es difícil de encontrar. pero no tanto si todos nos pusieramos a trabajar sobre ello. Bastaría...bastaría con que cada día, resolvamos los conflictos con una sonrisa, un apretón de manos, un beso, un "hey...estamos en conflicto, pero no cambian mi sentimientos. Deseo que hallemos la solución...." ésa es la actitud que deberíamos tomar individualmente, para conseguir nuestro paraíso particular.

¿No creéis?

lunes, 10 de febrero de 2014

¿QUIÉNES SON LOS AUTÉNTICOS HIPÓCRITAS?

"La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral, 
es grande virtud política".
Francisco de Quevedo


Decimos que los políticos son hipócritas por antonomasia. Desde que van tejiendo sus redes hasta que consiguen el sillón que desean, nos van embaucando con las  "palabritas de amor" que el pueblo desea oír.

Pero lo que en realidad van haciendo, es confeccionarse el traje que les mantendrá a salvo y les llevará como un cohete al paraíso que sueñan: el de hipócritas.

Hasta tal punto aprender a hilar su traje, que cuando aparece algún "descosido", saben cómo poner rápidamente el zurcido que mejor disimule la rotura.

Si. Hoy día  al igual que siempre, los políticos son los mayores hipócritas que existen. Pero...
¿acaso no seremos el pueblo mismo también hipócritas? ¿cómo, de no ser así, podemos simular que nada pasa cuando a cada hora oímos que nos roban derechos. que nos roban dinero, que nos roban libertad, que...?

Quizás nosotros, el pueblo, seamos más hipócritas que nuestros políticos.

lunes, 3 de febrero de 2014

EL SORTEO

Imagen: Maria Zeldis
Por una vez sintió la suerte de su lado. Le había tocado ser el ganador de algo. Sacudió el boleto que llevaba su número: “1” y expectante saltó entre todos los demás que esperaban haber sido premiados. 

La secretaria, tomando su boleto lo nombró a través del micrófono, para que a nadie le asaltara ninguna duda. 

Él sonreía hacia sus compañeros con orgullo, cuando la joven sonriente dijo: Usted es quien a partir de mañana, dejará de estar empleado.

Mascab (25-Enero-2014)