domingo, 13 de abril de 2014

DIAS


Imagen: Claudia Tremblay

Hay días que pasan como discurren las horas,
rápidos, silenciosos y resbaladizos.
Otros sin embargo, pasan lentos, pesados e
interminables.
Hay día en que necesitamos encerrarnos
en soledad.
Otros sin embargo, buscamos anhelantes
el abrazo amigo, la sonrisa que ilumine
nuestra negatividad.
Hay días en que un minuto se hace mundo,
y un instante… la eternidad.
Tengo muchos días.
podría decirse que los colecciono.
pero la realidad sabe que son días,
nada más.

Mascab 
(13-enero-2014)


7 comentarios:

  1. En cada uno de nosotros está el hacer de ellos experiencias inolvidables
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Cuando uno se siente feliz, los días y las horas vuelan, pero cuando la tristeza, la nostalgia o cualquier preocupación ronda por nuestra cabecita.... cada minuto que pasa es una eternidad.
    Pero la vida, amiga mía, es una mezcla de todo y tenemos que estar preparadas para asumirlo y afrontarlo.
    Cariños en el corazón.
    kasioles

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Mascab! ¡Inevitables esos días... y más cuando los años pasan y nos vamos quedando cada día un poco más solas! Pero como dicen Ame y nuestra mutua amiga Kasioles hay que asumirlos, afrontarlos e intentar hacer de cada uno alguna experiencia inolvidable, o al menos algo útil para alguien!
    Volví a publicar ya no importa si alguien me deja algún mensaje, me conformo con pensar que tal vez ayude a alguien...
    Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  4. Hay días que se hacen eternos, y no son buenos, pero que no se te olvide, tambien pasan, dejando espacio a otros mejores.
    Ojalá hoy sea de esos.

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Todo el mundo puede tener un buen día. El problema aparece cuando tenemos un mal día. Es entonces cuando nos ponemos a prueba. En un sentido tangible, un mal día, mucho más que un buen día, muestra nuestra verdadera esencia.
    Muy bueno.
    cariños…

    ResponderEliminar
  6. Hay días en los que uno no se encuentra ni siquiera el alma, escamoteada en los resquicios físicos de dolor extremo. Hay días que te asomas a la casa de una amiga y te devuelve las ganas de soñar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Incluso hay días que te parece que lo has dado todo y no encuentras nada de nada...
    Hermoso poema, un abrazo grande

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?