lunes, 30 de septiembre de 2013

50 AÑOS



Antaño, 
fue un chico alegre 
que cargaba problemas ajenos
a lomos de su bolsillo. 
Allí donde podía poner una peseta
y ayudar a alguien a sonreír, 
él ponía dos y reía 
al mirar de frente
a la adversidad.

Anteayer, 
una decena de satélites 
pululaban por su órbita planetaria, 
absorbiendo la luz 
de una energía que cada día
él renovaba.

Ayer, 
apenas unos cuantos amigos 
que al ser contados con una mano 
sobraban demasiados dedos, 
comprendieron que la estrella 
se apagaba
 y cuidaron de que la escasa luz 
que le quedaba
 no se perdiera jamás.

Hoy,
es un padre adorado, 
un esposo respetado, 
un hijo amado, 
un nieto nunca olvidado, 
un hermano querido
 y un amigo comprendido…
¿qué más se puede desear 
al cumplir 50 años de edad?

Tan sólo, 
saber bailar con la vida 
y no dejar nunca 
de soñar con los pies.

¡Feliz cumpleaños!

…y feliz baile, mi querido hermano!

lunes, 16 de septiembre de 2013

FLOR DE HARINA

La pasada semana, los diarios y redes sociales se hacían eco de una noticia que a todos nos dejó la sangre helada, la piel absolutamente erizada, el corazón galopando y la cabeza echando humos de rabia e indignación hasta por las orejas.

Una niña yemení de OCHO AÑOS, fallece en la noche de SU BODA debido a las múltiples LESIONES SEXUALES....  (para quien desee leer la noticia, puede pinchar en este enlace).

En el momento en que las personas de bien en el mundo occidental leemos sucesos de ésta índole, nos llevamos las manos a la cabeza y deseamos que las organizaciones mundiales pongan sus ojos y su fuerza en el asunto, para que crímenes de ésta índole sean eliminados de cualquier sociedad.




Sin embargo, en mi opinión, poco se consigue desde las organizaciones mundiales (a veces, deben conformarse con lo que los mandatarios de estos países les ofrezcan como información), y nada en aquellos casos que no consiguen salir a la luz del exterior de sus problemas.

Para evitar estas cosas, habría que transmitir a las mujeres que viven bajo el yugo de unos hombres que utilizan las palabras distorsionadas o interpretadas al uso personal, de los Libros Sagrados; que son ellas y sólo ellas, quienes deben erosionar el núcleo del problema que las alberga y que las esconde hasta poder exterminarlas, sin que sus maltratadores/asesinos sean castigados siempre que sean hombres, y amparen sus fechorías en dichas interpretaciones.

Son ellas y sólo ellas quienes tienen el poder para realizar ése cambio. Llevan siglos de subyugación al hombre. A cualquier hombre de su familia, sea padre, hermano, esposo e hijo (incluso sus propios hijos).

Cuando las voces de muchos activistas se manifiestan a favor de la liberación de estas mujeres, yo me pregunto: ¿realmente ellas quieren otra vida? ¿desean una vida independiente y propia? ¿se sienten anuladas por sus hombres y anhelan vivir fuera de las creencias religiosas, en las que ellos basan sus actos?

Muchas se muestran gustosas de sus vestiduras y de un credo que las coloca a la sombra de los hombres. Si, probablemente, sean las más occidentalizadas, aquellas que han estudiado en Universidades europeas y que desarrollan una profesión fuera de su país. Que dicen vestir sus hiyab con orgullo y por elección, sin darse cuenta, quiero creer, que lo que hacen es defender aquello que mata a sus compatriotas con menos posibilidades de vivir en el extranjero.

Otras de estas mujeres, las menos, se rebelan contra sus gobiernos y dan a conocer las situaciones que como las de la niña Rawan, las lleva a morir tempranamente a manos de los hombres.

Son estas últimas quienes deben encontrar la forma, con ayuda de todas aquellas instituciones occidentales que puedan, de conseguir que sus hermanas, madres, primas, tías, vecinas, en los países con estos credos, puedan abrir los ojos y mirar más allá de las rejillas de sus burkas. Quizá así sepan ver el daño que se causan a sí mismas y a sus hijas.

Porque yo me pregunto una y mil veces...¿cómo puede una madre yemeníe, consentir que su hija de ocho años pase por el mismo calvarío que ella pasó un día? ¿acaso las madres, incluso los padres, no deseamos para nuestros hijos todo aquello que consideramos lo mejor? ¿no vivimos intentando que nada horrible y malo les suceda? ¿no deseamos su felicidad por encima de las nuestras? ¿no damos nuestras vidas por las de ellos?

En este caso, ¿cómo la madre de Rawan pudo consentir que su hija viviera un matrimonio con ocho años y fuera entregada a su marido, un hombre de 40, como fruto jugoso que alimentara su lascivia?

Si una mujer puede consentir esto y vivir con ello sin intentar un cambio, de nada servirán nuestros lamentos.

CANCIÓN A UNA NIÑA MUERTA

Le robaron la muñeca que adormecía
en su infantil regazo,
y la ofrecieron a ella como flor inmadura
a un cuarentón de caudales babosos
que desgarró sus entrañas pueriles
segándola por el tallo.


Sus padres decidieron por ella
el instante en el que dejar de ser niña
y tronchar su espiga;
así, a un tiempo,
le evitaban ese espacio baldío
y onírico de la pubertad,
tan desorientada y sin otra lógica
que las chifladuras de la juventud;
era aún fragilidad, en formación,
y padeció el vértigo de ese salto al vacío
donde, privada de las ensoñaciones
con príncipes o emires, con coronas o turbantes,
imaginarse tejiendo camisones con hilos de oro.

Todavía era flor de harina,
no había posibilidad de levadura en su seno
y la sometieron,
la mancillaron siendo promesa de ázimo
al riguroso calor extremo del horno
de la fructificación,
donde sólo habita la codicia,
la sed irracional del néctar primerizo.

Era un durazno incipiente, verde y rechinante,
y no resistió el filo embotado de la navaja,
pues toda ella era candidez naciente
que soñaba con muñecas
y aún aplazaba para años venideros
las fantasía de mocita casadera.

Era apenas futuro no conjugado
y quedó para siempre en la lujuria
de unas sábanas ultrajadas con su propia sangre.
12-09-2013

lunes, 9 de septiembre de 2013

SEPTIEMBRE

Cada año, cuando llega septiembre, el gusanillo de las nuevas ilusiones se posa en nuestra mente y miles de mariposas, revolotean en nuestro estómago consiguiendo que algunos nervios se activen ante las nuevas metas.

En realidad, Septiembre debería ser el inicio del año, puesto que es éste mes el que más propósitos nuevos atesora. Muchos más que su rival, el mes de enero.


Quizá sea por el inicio del curso académico, la vuelta de las vacaciones, el comienzo de un nuevo curso legislativo...

De cualquier forma, comenzamos septiembre con cambios que invitan a soñar en nuestros horizontes... mientras iniciamos el camino que nos llevará o no, a todo lo que queremos conseguir, de aquí a junio.

Con estas nuevas ilusiones, llegarán también las decepciones. Puesto que no todo aquello que soñemos habrá de hacerse realidad. En algunos casos, será porque no pondremos el empeño y el esfuerzo necesario, en otros, porque los vientos serán cambiantes y nos alejarán de los objetivos. Al fín y al cabo, es la vida quien decide aquello que nosotros proponemos, puesto que la vida, nuestra vida, no es solo lo que sentimos, deseamos...no es solo por los que luchamos, lo que conseguimos, lo que perdemos...la vida, es todo lo que nos rodea. Es nuestra realidad. Es ése concepto que pese a los sueños, nos obliga a morder el barro en más ocasiones de las que deseamos. Son las personas que nos acompañan e influyen en nuestros objetivos, ayudando o evitando, a que lleguemos a las metas en los primeros intentos.

Septiembre...


La primera inquietud que nos encoge el ánimo, son los sucesos en Siria. Las actitudes internacionales ante un problema cada vez más global: el caos que "a vista de pájaro",  planea sobre nosotros, acompañado de sus esbirros, los políticos que se venden al mejor postor; los traficantes de armas que se frotan la manos ante el negocio; las grandes bancas que mantendrán los grandes activos a buen resguardo ganando enormes intereses; los traficantes de drogas, que harán negocios entre aquellos soldados y civiles que no puedan soportar su propia lucidez ante la tensión bélica; los grandes constructores, que como aves de rapiña, se lanzarán a las ruinas para recontruirlas tras la gran batalla...

Ante el inminente caos, los pacifistas tomaremos la calles; protestaremos una vez más contra la intervención bélica; contra los políticos que se venden; contra todo aquello que intentan destruir nuestro tipo de vida...pero ¿qué conseguiremos?: llorar lágrimas en la lluvia, que serán eliminadas por la corriente bélica de quienes sólo anhelan seguir sentados en el sillón del poder.

Doce años ya, de guerra abierta: occidente y oriente medio enfrentados; cristianos y musulmanes en constante lucha, cada uno con sus ideales, cada uno con sus intereses; ambos: con ansias de poder gobernar el mundo y su universalidad; deseos de tener al otro bajo el tacón de su zapato...para conseguirlo, utilizan todos los peones necesarios en el tablero de ajedrez mundial, y por cada uno de ellos que cae, hay otros muchos más para sustituirlo. Todos somos piezas a utilizar en la lucha. Aunque muchos de nosotros, quedemos convertidos en meros "daños colaterales", tan necesarios a la vez, para sus medallas de triunfo... y aún así, muchos de nosotros (de los que seremos tan solo "daños colaterales"), defenderán lo indefendible. Como tontas marionetas de cartón.

Septiembre...


Más cercano a todo lo anterior, está la primera decepción para nuestros atletas. El "no" rotundo del COI a la candidatura madrileña. Rotundo y por tercera vez...pero ellos lo entienden, como deportistas de élite (ahí están todas nuestras medallas olímpicas y en grandes torneos y premios), saben que no siempre se gana y que la mayoría de las veces, se pierde.

Sin embargo, son esos otros menos deportistas que especulaban con los JJOO, quienes no saben encajar el golpe de la decepción, ellos son quienes lanzan improperios contra el COI y contra el resto de los países europeos a quienes no les interesaba que Madrid fuera electo. Son gentes sin capacidad para ver la viga en sus propios ojos. Ésa viga que les impide ver que el espectáculo que han dado nuestros representantes en la cumbre de Buenos Aires, ha sido simplemente bochornoso. 


Más que políticos europeos de alto nivel, parecían pueblerinos vestidos de nuevos ricos. Negros que se han vuelto blancos y escupen a los de su propia raza. Ninguno supo estar a la altura de nuestros atletas. Ninguno aceptará la derrota deportivamente. A todos se les aflojó la sonrisa y se les llenaron los ojos de soberbia. No admitirán que su estampa fue al menos, patética. 

Todos ellos, no representaban solo  a Madrid. Pretendieron ser la imagen más intelectual y civilizada de España...y fueron "la marca España" que fuera de nuestro país, conocen en todo el mundo: "pandereta y vino", "folclore y palmeros", señoritos de baja cuna y alta cama...

Septiembre entró caliente, pese a lo frío que anuncia el invierno.

jueves, 5 de septiembre de 2013

TIRO PORQUE ME TOCA

Regresar de vacaciones y encender la tele tras un día entero de deshacer maletas y poner lavadoras, es un deporte de alto riesgo. Es como darte un golpetazo contra el asfalto tras caer de unos tacones de 15 cm.

Si durante el verano no hemos dejado de oír los ecos bélicos de los grandes líderes políticos y la no cesante lista de mujeres que sufren violencia de género hasta finalizar sus vidas demasiado pronto;  comenzamos septiembre con nuestros políticos "haciendo de las suyas", dejando nuestro país en ridículo en todos los foros internacionales en los que intervienen y, a la vez,  riéndose de los españoles.

Una vez más, los electores españoles nos encontramos con un político que "hereda" su puesto por arte de birlibirloque, sin haber sido elegido ni haberse ganado el puesto a base de la excelencia en su currículum y/o el haber convencido en una campaña electoral a sus conciudadanos.

En esta ocasión, es la presidenta de la Junta andaluza quien ha "heredado" su puesto. Una señora que no tiene más currículum que el haber llevado su existencia al amparo de un partido político. No se le conocen trabajos realizados, ni proyectos en los que haya colaborado.

Me recuerda a otra señora que tras varias décadas pisando la sede de su partido, es nombrada ministra por su lider cuando éste llega a la presidencia del Gobierno español.

Y otra señora más, que consigue la alcaldía de Madrid, como "legado político" de su antecesor en el puesto...

Por supuesto, no son sólo señoras quienes toman el relevo sin haber sido elegidas ni demostrado su valía, también tenemos al presidente de la Comunidad de Madrid, que sin haber convencido ante sus electores, se encuentra gobernando a los madrileños.

No voy a nombrar a todos los políticos/políticas que ocupan su cargo por "herencia directa".

En esta ocasión, quiero resaltar un hecho: el que la persona que ocupa un cargo político  a "tiro por que me toca", sea una persona incompetente para el puesto, que, a veces, sólo por llegar a ésa tasa femenina en los cargos políticos, es puesta por sus partidos a gobernar sin tener ni idea de por dónde han de "coger el cazo" para no quemarse en sus propias brasas.



Así tenemos a una ministra salpicada por la corrupción de un ex-marido implicado en el caso Gurtel (que dice no saber de dónde llegaba a casa el dinero que su marido ganaba), que no tiene ni idea de cómo cocinar su ministerio. 

Fátima Báñez

A otra compañera de partido y colega de la anterior que nunca ocupó un cargo laboral fuera de su propio partido.

A una presidenta autónoma que se dice y desdice en las ruedas de prensa porque no sabe cómo esconder los trapos sucios de su partido.


A una alcaldesa a quien prohiben que hable en público sin salirse del discurso escrito y que, al no entender ni hablar en otro idioma que el propio, sale por los cerros de Úbeda respondiendo a una cuestión que se le hace en inglés. 


Y, a una reciente presidenta autónoma que se propone perseguir a las corrupciones sin nombrar a los corruptos,  que al igual que la ministra anterior, nunca antes ha trabajado en algo productivo ni tiene experiencia conocida en ningún ámbito laboral.

¡Ya está bien de aguantar a políticos que no saben hacer su trabajo, y que sólo pretenden vivir por la jeta del resto de los españoles!

¡Basta ya de corrupciones y corruptos!

¡No al político del "tiro porque me toca"!

¡No a las negociaciones de los partidos para repartirse el pastel gubernamental!

¿Hasta cuándo vamos a seguir soportando que esta jauría de "perros", vagos, corruptos, ineptos, sigan administrando nuestro gran país, mientras más de seis millones de parados buscan con lupa, algún brote verde en la sequía laboral en la que "esta plaga" nos han dejado?

Lo que me hace pensar que el invierno una vez más, viene frío. Recordándome que como viene siendo habitual los últimos años, el curso comienza fuerte ya desde septiembre. 

Y que nunca debemos dejar "caer la guardia" ante esta casta política alimentada por el bipartidismo y cuyo credo es: "hoy gobiernas tú y yo guardo silencio. Mañana gobierno yo y el silencio lo haces tú".