lunes, 25 de febrero de 2013

DIVERSIDAD by PATRIKUEIRA

Hoy os voy a dejar un artículo escrito por una joven inteligente, serena, dulce, fuerte, sensible, soñadora y, a la vez realista...

No lo ha escrito para mí, sino para el blog de su amigo: David Waldorf, un joven periodista que, al igual que PatriKueira, entiende la diversidad como riqueza de vida.

David, presentaba así a: PATRIKUEIRA:

"Si la dulzura se pudiera definir con un rostro, sería con el suyo. Hay personas que, cuando las tienes cerca, te hacen sentir que todo va bien a tu alrededor, como pasa con Patricia. No hace falta conocer a  alguien de toda la vida para darte cuenta del equilibrio que hay en su interior, de que es de ésas personas buenas que cada vez es más difícil encontrarte en este mundo en el que los intereses propios priman sobre los de los demás. Paz, transmite mucha paz, ya sea entre copas en un cumpleaños al que no esperaba ser  invitada o entre tiendas en las que te sorprende haciéndote ver que se decide mucho más rápido de lo que tú lo haces normalmente. Patricia estudia Periodismo y Antropología, vive en Madrid y no para de trabajar. sensible, festivalera, viajera, buena amiga y con mucha vida en su mirada, firma esta semana para todos vosotros".
Autor: David Waldorf 

"Tengo un sueño: seguir soñando. Soñar con la libertad,
soñar con la justicia, soñar con la igualdad y
Ojalá! ya no tuviera necesidad de soñarlas"  Martin Luther King
"You may say.  I´m a dreamer but I´m not the only one" John Lennon
"Los matrimonios homosexuales, amenazan el futuro de la humanidad" Benedicto XVI

Cuando David me pidió que escribiera en su blog, no daba crédito. Lo primero que pensé fue: ¿qué voy a escribir yo en el blog de este chico tan inteligente y culto? y, por supuesto, después de leer las demás firmas, mi cerebro se fue bloqueando por momentos.

Luego me acordé del por qué David y yo nos conocemos y apreciamos, y también recordé aquellas palabras que él mismo me dio como respuesta a la pregunta que le hice sobre la razón de que me invitara a su cumpleaños: "Patri, tenemos gente tan dispar en común, y todos hablan tan bien de tí, que tenía ganas de conocerte mejor y no sólo como compañera de clase".

Justo en ese momento algo cambió dentro de mí y me dí cuenta de que, por mínima que te parezca tu relación con alguien, puedes aportar sensaciones grandiosas sin apenas notarlo.

Lo cierto es que tenía pensado hablar sobre las etiquetas y cánones sociales y criticar un poco la sociedad occidental y su modo de vida, sin embargo, me centraré en la bifobia que, para los que no conozcan el término, significa odio/miedo a las personas bisexuales. Es algo que existe y también se lucha en su contra, pues hay muchas personas heterosexuales y, SÍ, homosexuales también, que se niegan a tener cualquier tipo de relación con bisexuales por el hecho (falso) de considerarles viciosos/as.

Pero...¿qué es el vicio? ¿Acaso tener relaciones homosexuales es ser más vicioso que tenerlas de manera heterosexual? Yo creo que eso tiene que ver más, con la mente humana, la cultura y sus cánones sociales.

Por desgracia vivimos en una sociedad manchada de sangre e injusticias. Una sociedad que, a lo largo de los siglos, ha vivido con miedo y ha permitido que unos pocos se aprovecharan del mismo. Al principio era miedo a la muerte, después pánico a no ser perdonados ni a subir al cielo, para más tarde, volver a tener miedo a la muerte por expresar pensamientos, sensaciones o, simplemente, defender tus Derechos frente a lo impuesto por esos reyes guerreros y entidades religiosas varias (hablo de la Edad Media, pero igualmente podría decir de algunas sociedades actuales).

En los dos últimos siglos, se ha conseguido salir de ese "bloqueo" y se lucha, sin temor a represalias, por los Derechos de las personas, tratando a cada uno por igual, sin importar su raza, sexo, religión o condición sexual. El problema surge en la mente de las personas incapaces de adaptar esta igualdad a su forma de vida, pues el cambio cultural en la sociedad occidental es muy reciente y, pese a todo, aún hay altos "mandatarios" que atacan y desprecian a "los diferentes" al considerarles una aberración y un pecado (cuando en el fondo lo hacen para no perder el poder y las riquezas que les han sido otorgadas a lo largo de los siglos).

Por supuesto, al hablar de sociedad, me refiero a la sociedad occidental, sin entrar en material mundial pues entonces, no acabaría nunca. Lo lamentable es que, esta misma sociedad no se está dando cuenta (ni tampoco hace un esfuerzo para ello), de que cada vez está más cerca de vivir una segunda Edad Media, eso sí, con tecnología avanzada...

Pero ya voy a terminar, porque ahora empezaría a divagar sobre el modo de vida consumista y materialista que se ha creado y...os aburriría bastante leer mi opinión al respecto.

Tan solo me queda daros las gracias por leerme, pediros que escuchéis Imagine de John Lennon y desearos una vida de paz emocional y tolerancia hacia el mundo.
Autora: Patrikueira


Creo sinceramente en éstos jóvenes. Ellos nos saben refrescar lecciones casi olvidadas y, a la vez, mostrar a otros que existe una realidad distinta a la que tenemos. Es la que ellos, como sus personajes nombrados: Luther King y John Lennon,  en el siglo pasado intentaron dibujar sus primeros bocetos aún con vientos y personas poderosas en contra de ése proyecto de nueva realidad. Algunos sueños se cumplieron. Pero lamentablemente, también, nos los dejamos arrebatar por personas que hoy, nos demuestran que sus ideas no solo eran y siguen siendo retrógradas, sino que han quedado obsoletas tras las pasadas fechas de su caducidad.

Ojalá estos jóvenes sepan alcanzar sus sueños. Ojalá, la sociedad futura que ellos construirán desde hoy, deje atrás la xenofobia, homofobia, bifobia y tantas fobias escondidas en caballunas sonrisas de lobos con disfraz de tiernos corderos.

Ojalá sepamos abrir nuestras ventanas a la auténtica LIBERTAD. Aquella que nos identifica como iguales respetando las diferencias de los demás.

Sin DIVERSIDAD, No hay VIDA!!
     Mascab

viernes, 22 de febrero de 2013

Viernes de Autor: TARJA

Autor: Gustav Klimt
La luna bajo a mirarte,
Mientras estabas dormida.
Y para no asustarte…,
Dejo una estrella encendida.

Al ver que eras un ángel,
Tus mejillas encendidas…,
Con tu boquita de perla,
¡Se quedó tan sorprendida!

En vez de mirarse en el agua,
Se miró en tu linda cara….,
Sintiendo tanta ternura….
“Al ver lo que reflejabas”.

Tu inocencia de muñeca,
Carita de porcelana,
Mando callar a las olas,
Para que no despertaras.

Al viento pidió su manta,
A la espuma su algodón,
Para que hicieran colchón,
De tu cuerpo sin pudor.

Las olas cantaban nanas,
Los grillos una oración,
Para enviar a tus sueños….
Piruletas de color,

Para pintar tu carita,
En el reflejo del mar,
Donde los ángeles juegan,
Con la luna,
Al caminar.

Duerme niña, sin temor.
Contigo me quedare,
Hasta que aparezca el sol,
Dando calor a tu piel.

Publicado por. TARJA
31-octubre-2011

Tarja y Orthos. Orthos y Tarja, son nuestros "amigos de sabores" , ambos, han sabido unir sus estilos diferentes como han unido sus vidas: Con mucho amor y muchísimo respeto por todo lo que hace el otro.

Os animo a visitar su blog, disfrutaréis con los versos de Tarja, despertaréis recuerdos de otras épocas con la música de Orthos y conoceréis a una pareja que sabe ser amiga.

Feliz fin de semana!

martes, 19 de febrero de 2013

DERROTADA Y VENCIDA

En solidaridad con las víctimas de vez en cuando, durante un tiempo, iré publicando relatos de este género. Quiero aclarar que todos los relatos son pura ficción, que ninguno es verídico y que cualquier semejanza con la realidad, es coincidencia por tantas víctimas que cada día siguen surgiendo en nuestra sociedad.

Habrá que hacer algo. Y ese algo es "educar". A nuestros hijos, a nuestras hijas...nadie merece sufrir maltrato a cambio de amor.

IMAGEN LOCALIZADA AQUÍ

La mañana era fría y el aire se adentraba a cuchilladas por las rendijas de puertas y ventanas. El cielo gris reflejaba azules plomizos sobre la escarcha del parque...

Frío, viento...solo faltaba la lluvia ése día. Si. La lluvia se apiadaría de su soledad. La mecería y consolaría por tanto dolor sufrido, tantas esperanzas truncadas, tantos sueños rotos y despreciados...

Ya no tenía fuerzas para seguir luchando. Se daba por vencida.


Durante mucho tiempo, él la había ido doblegando. Primero sutilmente, sin que ella se percatara. Un desprecio aquí, un ignorarla allí. Más tarde, llegaron los insultos, las palabras soeces, los portazos, el lanzamiento de objetos, las voces, los golpes en los muebles, y aquello otro que calla y no cuenta, pero que ella como él, saben que sucedió...y un día, él por fin del hogar se marchó.

Primero con mentiras en sus labios..."volveré, solo necesito tiempo". Ella se lo dió...

"No te preocupes por nada, todo seguirá igual, yo continuaré cuidando de vosotros". Ella le creyó.

Y nunca regresó.

Fue la época del horror. Meses y meses de llanto y desolación...


Mientras, él continuaba blandiendo su espada de hielo. Asustándola, humillándola, acosándola...la quería débil, la necesitaba derrotada, sabía que si mantenía esa postura, ella finalmente se doblegaría. No le importaba cuánto tiempo tuviera que esperar. Él tenía todo el tiempo del mundo y a la vez, todo el poder  que le posibilitaba aprisionar su cuello. Asfixiarla en el dolor, conseguir que ella misma se sintiera culpable del fracaso...sin dejar de ser su defensora hasta el final.

Sabía que nadie se daría cuenta de ello, trabajaba con impunidad. La conocía muy bien, ella nunca hablaría mal de él. Nunca le acusaría de nada. Nunca le pediría cuentas. Todo era cuestión de tiempo. Y él, tenía todo el tiempo del mundo para conseguir su objetivo final. Verla hundida en el barro, encerrada tras unas rejas inexistentes, sin respirar, sin alimentarse, sin vivir. Él sería dueño absoluto de todo aquello que juntos habían logrado construir. Ahora era el momento, ya solo le quedaba hundir el pico de su espada en un certero golpe final.


Ella tiró sus armas. Estaba exhausta, no podía continuar. Todo y nada le bastaba. Lo que él quisiera estaría bien. Creía que él la cuidaría siempre, que nunca la abandonaría arrojándola a la calle...

Si algún día se viera así, él la rescataría, la ayudaría y todo volvería a ser como antes...Él se lo había prometido. Hizo su promesa al marchar -"regresaré"- le dijo. Y la ha repetido de nuevo -"siempre que lo necesites te ayudaré" -así lo ha expresado. 

imagen localizada aquí

Y ella, sigue creyendo en él...
...ojalá lloviera, y la lluvia arrastara sus lágrimas...

viernes, 15 de febrero de 2013

Volar con el viento

Imagen localizada aquí

Que ya no te quiero dices...
Sin embargo, 
mi cariño es sincero.
No se viste de sedas 
ni pone flores en el cabello,
pero te quiero.

Que no te amo dices... 
Sin embargo, 
fiel sigo a tu lado. 
Sin palabras de pastel 
ni besos de caramelo. 
Te amo digo, 
y esto es lo que siento
cuando te veo libre
volar con el viento.
                                                                                                                                            Mascab
15-febrero-2013

lunes, 11 de febrero de 2013

ENTRE SOMBRAS

A veces, algo parecido a la tristeza, hace que el sentimiento de nostalgia indefinida, acoja entre sus redes los corazones que ansían seguir viviendo en paz.

Marita Datvila se encontraba así aquella mañana de sábado, en la que el cielo gris moteaba de nubes negras su horizonte.

Sin saber bien la razón de su nostalgia, se columpiaba en la historia de su vida hasta entonces. Ni más feliz que la de muchos de sus conocidos, amigos y familiares, ni más desgraciada que la de tantos otros. Su vida, pese a algunos altibajos, podía definirse como una vida normal y corriente.

Sin embargo, en ella había una necesidad que no se dejaba encontrar y definir. Era algo que la hacía pasar noches inquietas y días de búsqueda incansable. Cuando se sentía cansada de tantear su alma en un infértil intento de hallar las respuestas, volvía a sus quehaceres diarios dejando que éstos cubrieran sus horas activas.

Marita sabía que debía seguir rastreando en su mente. Tenía que localizar qué era lo que le inquietaba y de vez en cuando la hacía encontrarse sumida en aquella telaraña existencial, que tanto y tanto había analizado durante las últimas dos décadas de su vida.

Autoro fotografía: François Benveniste
Acababa de cumplir cincuenta años. Desarrollaba su labor profesional en el entramado educacional de su ciudad. Sin ejercer de docente, dirigía la docencia, organizaba grupos de trabajo e intervenía en conflictos familiares  que numerosos padres no sabían encarar como era preciso. Marita siempre acertaba con las claves que abrían los blindajes que guardaban los rencores de muchos adolescentes contra sus propios padres. Si, le era fácil hallar las incógnitas ajenas. La dificultad insaltable, la encontraba en su propia coraza.

Investigaba en su presente, oyendo las voces de su pasado, aquellos murmullos que en noches oscuras le lanzaban las sombras que convivían en sus estancias. Aquellos espectros que salvaban la noche y la acompañaban durante los días como el de hoy. Aquí los tenía sentados a su lado, observando atentos qué guardaba en su pensamiento y de qué manera lo extraía y colocaba en los estantes de la memoria una vez desenpolvadas sus cavilaciones. Aquellas deliberaciones que la mayoría de las veces guardaba de nuevo sin que la investigación le arrojara razones a su pesar.

A veces, cuando se encontraba ante alguna pareja con problemas de desamor, meditaba en lo afortunada que era porque siempre había sentido el amor de su pareja. Aquél hombre que la acompañaba desde hacía décadas, que era el padre de sus tres hijos, de aquellos niños que criaron juntos y que ahora comienzan a ser hombres que dirigen sus propias vidas sin apreciar las redes con que sus padres siempre les atenuaran las caídas, y les ayudarán a saltar en ésos pequeños momentos en los que todos nos hemos encontrado alguna vez, pensando que nunca los podríamos superar.

Otras veces, cuando las sombras cubrían su entorno asfixiando la atmósfera, sus deliberaciones le hacían creer que necesitaba algo más. Pese a tener todo aquello que en apariencia se precisaba para cumplir con las dependencias hacia la propia vida, Marita buscaba atormentadamente ése algo más con que sus fantasmas la mantenían en las brumas de la desolada oscuridad.

Autor fotografía: François Benveniste
Quizá por esto, Marita no quería estar mucho tiempo a solas consigo misma. Siempre procuraba tener sus manos ocupadas entre expedientes y a su mente bregando en atolladeros ajenos. Era el único modo que conocía para hacer fuerte su muralla, tapiando con ella las puertas que deseaban abrirse a los fantasmas que la inquietaban.

Quizá algún día, el menos esperado tal vez, podría al fín libre, reconocerse ante su propio reflejo y aceptar la verdad.
                                                                                                                                                      Mascab
Autor fogorafías:

FRANÇOIS BENVENISTE, es un fotógrafo francés cuyo trabajo se basa (casi en la totalidad), en el desnudo artístico del cuerpo femenino. A pesar de la calidad de sus imágenes y lo extenso de su trabajo, el autor se considera un fotógrafo amateur.

viernes, 8 de febrero de 2013

Viernes de Autor: José de Espronceda

Hojas del árbol caídas...


Es el susurro del viento
es el murmullo del agua,
no es su voz, no es el sonido
melancólico del arpa.

Son ilusiones que fueron:
Recuerdos ¡ay! que te engañan,
sombras del bien que pasó...
Ya te olvidó el que tú amas.

Esa noche y esa luna
las mismas son que miraran
indiferente tu dicha,
cual ora ven tu desgracia.

¡Ah! llora sí, ¡pobre Elvira!
¡triste amante abandonada!
Esas hojas de esas flores
que distraida tú arrancas,

¿sabes a dónde, infeliz,
el viento las arrebata?
Donde fueron tus amores,
tu ilusión y tu esperanza;

deshojadas y marchitas,
¡pobres flores de tu alma!

Blanca nube de la aurora,
teñida de ópalo y grana,
naciente luz te colora
refulgente precursora
de la cándida mañana.

Mas ¡ay! que se disipó,
 tu pureza  virginal
tu encanto el aire llevó
cual la aventura ideal
que el amor te prometió.

Hojas del árbol caidas
juguetes del viento son:
Las ilusiones perdidas
son hojas desprendidas
del árbol del corazón.

¡El corazón sin amor!
triste páramo cubierto
con la lava del dolor,
oscuro inmenso desierto,
¡donde no nace una flor!

Distante un bosque sombrío
el sol cayendo en el mar,
en la playa un aduar
y a lo lejos un navío,
viento en popa navegar,

óptico vidrio presenta
en fantástica ilusión,
y al ojo encantado ostenta
gratas visiones, que aumentan
rica la imaginación.
Extracto de "El estudiante de Salamanca"
José Espronceda


JOSÉ ESPRONCEDA:

Nació en un pueblo extremeño de la provincia de Badajóz, allá por el 1808. Hijo de militar, estudió en el colegio madrileño de San Mateo.  Con quince años, formó con unos amigos una sociedad  secreta llamada “los Numantinos” para vengar la muerte de Rafael de Riego (Militar liberal y activista defensor de la Constitución de 1812 que fue condenado por traición a la monarquía y muerto en el patíbulo situado en la Plaza de la Cebada de Madrid el 7 de noviembre de 1823). En éste mismo año 1823, Espronceda funda con otros compañeros la “Academia de Mirto”, en la que pretendía continuar con la enseñanza clausurada del colegio libre de San Mateo. En 1825 es denunciado por sus actividades intelectuales y encerrado en un Monasterio de Guadalajara de donde salió cinco años después para viajar a varios países y exiliarse finalmente en Lisboa.

Allí conoce a Teresa Mancha, quien es obligada por su padre a contraer matrimonio con otro hombre. Casada ya, un tiempo después vuelven a encontrarse los enamorados y Teresa,  termina abandonando a su esposo por el correspondido enamoramiento hacia José Espronceda. Con quien regresa a España gracias a la amnistía tras la muerte de Fernándo VII en 1833. Sin embargo, Teresa terminaría abandonando a Espronceda para morir poco después.

Tras estos hechos, Espronceda volcó su vida a la política y el periodismo, hacia 1841 es elegido diputado progresista por Almería. También con el Partido de los Progresista, es elegido parlamentario a Las Cortes Generales en 1842.

Su afición literaria –síntesis del romanticismo-, va paralela a su gusto por la política. Sus poemas refieren temas constantes que van desde la injusticia social a la defensa de la libertad, desde el individualismo a la rebeldía y desde las ilusiones del amor ideal a los misterios de la muerte plena.

José Espronceda es considerado el primer gran poeta español de la época moderna. Sus versos hoy cobran importancia ante tanta injusticia social que de nuevo vivimos con la pérdida de nuestros derechos laborales y el daño, temo que irreversible, a nuestros derechos fundamentales.

Hoy quiero rendir un homenaje a éste hombre rebelde y luchador, con unos versos de su obra "El estudiante de Salamanca" acorde a los tiempos que corren y los políticos que intentan "recortarnos" también las ilusiones... ¡como si de un amante que nos repudiara fueren!....
Mascab

lunes, 4 de febrero de 2013

Mujeres y CIA: La Librería


info@mujeresycialibreria.net / c/ La Unión, 4 (28013-Madrid)
Abrir una librería puede parecer un auto de locos en estos años de crisis. Si además, añadimos el uso que va generalizándose del libro digital, bien pudiera parecer una locura de extremoso peligro.

Sin embargo, debemos agradecer que sigan existiendo personas que amen a los libros y luchen con ahínco por perpetuar el uso de los mismos.

Me rebelo contra todos aquellos que intentan  poner barreras al libre pensamiento...puesto que a él, se llega a través de los libros.

Amo los libros a "la vieja usanza". Tengo libros editados hace dos siglos que guardo como un tesoro, aparte de los maravillosos recuerdos guardados, son la mejor herencia que me pudo ofrecer mi abuelo. Él me enseñó a amar los libros. Él me habló un día de lo importante que es tener siempre uno entre las manos. Da igual su temática, tanto si es de física y matemática, como novela o ensayo, historia o filosofía, siempre nos ayudará a crecer.


Mujeres & Compañía
Mi biblioteca es pequeñísima para lo que me gustaría que llegara a ser algún día, no obstante, es mi orgullo cada vez que alguien nuevo entra en mi casa y exclama "¡cuántos libros tienes!". Yo, que sé que no son más que una pequeña, pequeñísima representación de todos los que he tenido entre las manos y sobre todo, de tantos como me gustaría llegar a tener, me admiro de que haya gente que crea que mi biblioteca particular es grande. ¡Cuan poco sigue leyendo la gente! ¿cómo puede alguien no dar importancia a los libros y no tratarlos con el cariño y respeto que nos merecen?.

Jamás presto un libro a quien sé que no lo leerá con cariño y que no me lo devolverá porque lo dejará arrinconado en cualquier lugar...si leo de prestado y el libro conecta conmigo, termino comprándolo para poseerlo plenamente, para hacerlo mío para siempre...o mejor dicho, para que él, se quede en mi familia para toda la eternidad.

La Librería
Cuando veo que una nueva librería abre sus puertas enfrentándose al acoso del libro digital y a la ausencia de  compradores de libros a la vieja usanza, siento una gran alegría y cariño, en ése instante les doy todo mi apoyo a estos emprendedores que no cesan de perseguir sus sueños, aún con los vientos en contra.

Es gracias a estos libreros, que impedimos que la sociedad se olvide o desprecie a los libros...

Mujeres & Cia, La Librería, es un nuevo espacio para los libros ubicada en el centro de Madrid. Puedes encontrar sus puertas en el número 4 de la calle La Unión, muy cerquita del Teatro Real.

Allí, encontraréis a cinco mujeres dispuestas a conseguir su sueño: ser una librería de referencia en nuestra ciudad. Ana, Mire, Patricia, Sonia y Almudena, nos recomendarán lecturas, mientras charlamos de lo último que hemos leído y nos ha hecho vibrar.

En su espacio huele a nuevo, a papel y tinta de imprenta, pero también huele a sueños y aventuras. Allí, nos llevaron nuestros pies una mañana y  tanto Chelo  como yo, quedamos cautivadas...




viernes, 1 de febrero de 2013

Ellas...y ellas.

Las relaciones entre matrimonios son súmamente complicadas,
 menos mal que siempre están las amigas para entender de lo que hablamos...

Autor: Gal Van (imagen localizada en internet)

Sin embargo, a veces, hasta las relaciones que no conllevan convivencia, pueden ser frustrantes...


Autor: Ana Von Rebeur (imagen localizada en internet)


Lo cierto, es que la mayoría de las veces, entendemos el por qué de las cosas, 
y las aceptamos como aquello que minimiza los hechos...

Autor: Castellanos (imagen localizada en internet)


Hasta que un día, nos atrevemos a probar lo prohibido...


Autor: Maitena (imagen localizada en internet)