sábado, 9 de noviembre de 2013

LA AUTENTICIDAD


Ayer fue un día especial. Los cinco elementos se unieron al espacio sideral, en una fusión energética que bulle hacia la explosión de la verdad.

La autenticidad se vistió de adolescente que por primera vez calza tacones. Primeramente, hizo algunos ensayos por el pasillo del whatsaapp. 

Paseo entre elementos; se entretuvo con los sentimientos; apreció los valores; se pavoneó entre las flores; degustó unos alimentos y paladeó las infusiones.

Ya estaba lista para caminar segura de  no caerse. La mirada altiva, hacia el frente. La espalda recta hacia el espacio sideral. Los pies seguros sobre los tacones y una sonrisa que anunciaba complicidad.

La autenticidad se hermanó con la vida y sus miradas de amor destellaron chispas de fraternidad que se expandieron por el universo.

La vida (éter), fue inducida por la autenticidad hasta acoplar los cinco lados de su pentágono a cada elemento que desea acaparar. 

Se convirtió en vínculo de unión elemental. Conexionó al agua con el fuego, la tierra con el aire y les dió permiso para expandirse por el espacio sideral.

El espacio, se sintió feliz de albergarlos y cerró el circulo de la amistad.

El agua, que representa a la emoción profunda y las respuestas sentimentales, inquieta y brava, abrazó la más amorosa expresión de sentimientos.

El fuego, que es la energía radiante universal, se mostró entusiasta y a través de su luz aportó calor espacial.

La tierra; con sus sentidos físicos, se centró en el presente y lo aceptó con los pies agarrados al suelo, independientes de otra realidad.

El aire, el menos tangible de los elementos naturales, se acomodó por cada rincón del círculo de la amistad...y por una vez, dejó su emoción escapar y se entregó en profundidad.

Se fusionaron los cinco elementos, abrazando a la autenticidad; y explotaron por el espacio en un nuevo bigbang sideral.

Nada de esto habría sido posible, de no haber estado con ellos, la adolescente autenticidad.

Gracias M.J. sin tí, sin tu ayuda, 
no habríamos vivido una noche tan especial.

Mascab
(para M.J. con auténtico cariño)



5 comentarios:

  1. Pues sí parece que fue una noche muy especial.

    ResponderEliminar

  2. La autenticidad se hermanó con la vida y sus miradas de amor destellaron chispas de fraternidad que se expandieron por el universo.


    Que bellisimo¡¡¡

    Besos dulces ♥♥♥

    ResponderEliminar
  3. Que suerte haberlo podido disfrutar en primera fila.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. La adolescencia es un paso importante sin duda y siempre se es más autentico.
    cuidate mucho niña
    unos besotes

    ResponderEliminar
  5. Mmmmm a decir verdad me he perdido un poquito en esta bellísima metáfora tuya mi querida MASC, tú tienes las claves de este precioso de algo tan importante como imprescindible para que una amistad verdadera nazca y permanezca... si una adolescente se vistió de tacones y eso la hizo sentirse segura para ser ella misma desplegando todas las cosas bonitas que has escrito en armonía con todos los elementos de la naturaleza me alegro múchísimo, aunque si por algo me gustas tú es justo por eso por tu autenticidad, naturalidad y verdad así que si hiciste de maestra de ceremonias de lo que fuera jajaja sin duda lo que allí existió fue auténticamente auténtico, no me cabe ninguna duda;))


    Un beso inmeeeeeeeenso lleno del auténtico cariño que sabes te tengo... aaah! y de eso que te comenté, no te preocupes cielo, ya tiene por fin nido el pajarito:)) mil graaaciassss y mil besos mi querida auténtica taconeadora:))


    Muuuuy muuy feliz semana cielo.

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?