lunes, 3 de septiembre de 2012

Septiembre una vez más.



El verano transcurre como lo hace el tiempo: rápido, certero... 
precipitándose hacia el ocaso de las flores 
y la lánguida caída en las hojas de los árboles.



La Naturaleza nos muestra que es necesario tocar fondo y morir, para reciclarse de nuevo, 
dejar que el tiempo destruya las partículas muertas,
 que se asienten otra vez la vida en ellas y que, las semillas, 
puedan de repente un día, volver a renacer.



Una vez y otra vez más... Refrescar las raíces abatidas, 
apelmazadas, inmóviles...
dejar que crezcan y se expandan allá, bajo tierra, para que alimentadas y saciadas, 
transmitan vida a los tallos externos, que a su vez, verdecerán y elevaran su salvia allá, 
donde la planta lo va a necesitar...



Porque así es la vida, unas veces se gana y otras, se pierde la partida...
Existe un tiempo de nacer...


de crecer...


de amar...


y hasta de morir.


No obstante, a menudo, con mucha más frecuencia de lo que estimamos,
 tenemos un tiempo que espera nuestra momento...


Aquél en el que seamos capaces de generar fuerza en nuestras raíces, 
para que se agarren bien a la tierra, y con ese gesto, poder nuevo de florecer 



y gritar a los cuatro vientos:
"Este es mi momento. Esta es la hora. Es el aquí, y el instante justo, en que  puedo por fín, 
RENACER EN MÍ..."


Septiembre es mes de anuncios, de símbolos otoñales y ocasos en el horizonte...



Dejemos que las raíces subterráneas adormezcan de sus sinsabores y descansen un tiempo, 
aunque durante el mismo, las ramas se sequen y las flores se marchiten...
es el símbolo de que en primavera, siempre volverá a Revivir.

 

Es tiempo de rutinas, atrás quedó el verano.


Ahora, comencemos con espíritu renovado el nuevo año, 
que por esta vez, dejará de llamarse curso y sin buscarlo ni desearlo, 
vuelve a ser septiembre... sin más.

12 comentarios:

  1. Que ganas de leerte de nuevo.
    Me encanta esta entrada, septiembre es un mes mágico.
    A mi me encanta, la lluvia, el agua dulce que cae del cielo, las hojas palidecen y aparecen los ocres en un paisaje que se vuelve mágico.
    La vida parece que renace en septiembre. Se acaban los dias raros, la pausa, vuelve lo cotidiano.
    Vuelves tú tambien... y eso es una buena noticia.


    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  2. BONITA DESCRICCION DE LA VIDA, TENGAMOS AUN MUCHOS SEPTIEMBRES. UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. Ya estamos de nuevo aquí, envueltas en un septiembre de chaquetas de lana que nos recuerda que la vida siempre gira y empeñarse en detenerla, solo es un vano espejismo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Se te echaba de menos Mascab. Adoro cuanto nos has plasmado, tanto las bellas y preciosas imágenes como tan precioso y certero texto. Te felicito.
    Besos. Rosa.

    ResponderEliminar
  5. ¡Bienvenida a tu casa, Mascab querida! Me fascinan estos poemas tuyos, relatos a dos voces o película secuencial, que todo podría ser y no acierto a nombrar. Me has hecho recordar las palabras del Maestro: “Si el grano de trigo no muere, no dará fruto". Así es, aunque nos cueste entenderlo. Sólo renace aquello que muere. mientras que lo enfermo o arrastrado por la cotidianidad de los usos y costumbres va languideciendo y perdiendo vigor.
    Feliz regreso. Te recibo con un beso.

    ResponderEliminar
  6. Las horas pasan, las estaciones dejan paso a la siguiente, las personas nos morimos, no hay vida sin muerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Te echaba de menos y te esperaba.

    Te quiero renovada, con fuerza, con los tacones puestos, pisando fuerte y si es septiembre sin más, si ya no es principio de curso espero que muy pronto nos anuncies que hay "un algo" que empieza porque tu has hecho que ese principio se haga realidad.

    Muchas cosas nos llegan sin quererlas ni desearlas y a nosotros no nos queda mas remedio que aceptarlas y de la mejor forma posible seguir adelante.

    Bienvenida, espero que no vuelvas a desaparecer, ya sabes que me encanta leerte.

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  8. Has descrito la vida tal cual con esas maravillosas Imágenes complementarias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. magnífica secuencia de imágenes y de palabras, me ha gustado, hasta casi, me he reconciliado con septiembre.

    ResponderEliminar
  10. Mascab,me alegro de verte de nuevo,amiga...Gracias por tus palabras siempre gratificantes y llenas de vida...
    Me gusta septiembre,por su cálida voz,que nos llama y nos para en el camino a reflexionar...Nos llena el escenario de dorados,ocres y rojizos,que son una verdadera caricia para el alma...Nos invita a hacer balance o simplemente a empezar de nuevo con calma,con sosiego...
    Te felicito por tu bello y reflexivo post,lo disfrutas y lo disfrutamos,Mascab...Es un lujo sentirte y vivirte siempre...
    Espero,que comiences el curso renovada y llena de fuerza,la vida comienza cada día,amiga...y hemos de seguir adelante.
    M.Jesús
    PD:Estos días he disfrutado de mis hijos,están contentos y más seguros...
    Ya se han ido de nuevo,seguiré viéndolos por Skay...Espero,que también hayas tenido a tu hija contigo.

    ResponderEliminar
  11. Bello.

    Me gusta volver a leerte.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo4/9/12 09:11

    Después de la tempestad llega la calma. Y si como metafora valga la tempestad para calificar el verano, como loco y delirante eso es que se ha disfrutado mucho de la estacion estival. UN abrazo Max.

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?