miércoles, 2 de mayo de 2012

El río del olvido...


Algunas veces, demasiadas quizá, nos dejamos llevar como agua que arrastra el cauce de un río...sin saber bien adónde nos llevará la corriente, pero sin quererlo tampoco pensar.


Vamos observando el paisaje que arrastra la vertiente sin querer pertenecer en realidad a él.


Nuestro paseo nos aisla dentro del río, nos convierte en espectador pero de manera inactiva, pasiva por completo, sin ánimo de intervenir siquiera, cuando al recorrer un paisaje que durante un segundo llamó a nuestro corazón, lo desechamos como ajeno, como algo que no tiene que ver con nuestra existencia actual, porque nuestro río no se ha detenido en él, y nosotras hemos dejado que su corriente nos arrastre hasta donde él, nos quiera desembocar...


Una vez estuve en ése río. Lo llamé el río de mi madurez. No sé cómo entré en él. Si fué un hecho ajeno, o simplemente fui yo quien dejó que mi pie se posara en sus aguas heladas...

Solo sé que al zambullirme en él, todos mis problemas se detuvieron, el trabajo, la familia, los amigos, se convirtieron en paisajes que el río recorría, mientras yo me sentía ajena a todo lo que sobre el cauce sucedía.


Dejé que me arrastrara su corriente, que anulara mi capacidad de reacción. Algunas veces, los paisajes me atrajeron, pero era muy cansado nadar hacia la orilla para disfrutarlos, por éso, me quedaba tumbada en las aguas mansas cuyo relax me arrastraba a lugares inciertos...


Hasta que un día, observé el paisaje de mi familia y no me gustó. Quise saber por qué la maleza había crecido en desmedida. La respuesta, me inquietó. Pues la respuesta, era yo.


Más adelante, vi el paisaje de mi trabajo...había cambiado tanto, que ya apenas existía. Al preguntarme las razones que lo habían modificado, la respuesta fue la misma: yo.


Inevitablemente,el paisaje de mis amigos también había girado, 
e igualmente, la respuesta seguía siendo yo.


Todos ellos me habían ido lanzando el amarre, para salvarme de aquella corriente que me arrastraba, pero había sido yo, quien rehusó aquella cuerda, había sido yo, quien deseaba seguir siendo transportada por aquellas aguas sin fin. No quería ser rescatada de su dulce calma...


Hasta que los paisajes cambiaron tanto que dejó de gustarme 
el cauce de ése río... 
Por fin descubrí que si no me rescataba a mí misma,
 todo cuanto había sido y todo lo que había tenido,
 se ahogaría en aquellas aguas de las que yo, 
me negaba a salir...


...y un día tomé la decisión y nadé hasta la orilla, nadie esperaba mi regreso, nadie me ayudó a salir...


Al pisar mis pies la tierra, volví a calzarme aquellos tacones que abandonados me esperaban en la arena, volví a vestirme con el traje de la sonrisa, me abrigué con el gabán de la fuerza y lucí mi mejor joya: la dignidad.


Y volví a ser aquella mujer que un día, tres años atrás, se había dejado caer en el río equivocado, aquél que nos dirige hacia la temida soledad...


Hoy soy motor y agua que mueve mi propia vida.


Hoy soy corriente alterna que activa los circuitos de mis neuronas: aquellas que nos ayudan a amar, sentir, llorar, reír, VIVIR!!


No podemos evitar que los problemas aparezcan, pero sí el que permanezcan. 
Es mejor buscar una solución para cada cuestión, aunque nos equivoquemos en el intento, antes que ignorarla fingiendo que no existe...


La madurez es una etapa más de nuestras vidas, fuimos niños y jóvenes, fuimos adultos y elegimos nuestro sistema de vida. Ahora como adultos maduros, debemos continuar disfrutando de lo cosechado, modificando aquello que ya no nos sea tan válido como antes, para adaptarlo a nuestro ahora, de tal manera que, sigamos construyendo sueños...




Sueños que nos ayuden a vivir cada nueva realidad
 bordando cada día con hilos de mil colores, 
las sonrisas que iluminan nuestro caminar....
Sin dejar jamás de soñar. 

Nota.-
Palabras que en una ocasión, comenté en el blog de nuestra amiga  ALONDRA-VOLAR SIN ALAS., Hoy las dejo aquí, esperando su dulce trinar.


Fotografías e imágenes, localizadas en la Red
Si alguien sabe de sus autores, agradeceré 
el nombre para anexarlo a la imagen.


22 comentarios:

  1. La vida a veces nos arrastra por ríos donde su fuerza nos arrastra, y vamos a la deriva dejándonos llevar , atrás dejamos un vida, un mundo en que nos aguardan los seres queridos que quieren rescatarte …y solo tú, cuando ves que solo no puedes salir de la corriente, te aferras a esa cuerda para poder recuperar tu vida…
    Reflexiones que hacen que la vida fluya por vertientes donde el amor y las ilusiones junto a la familia son el motor de la vida.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  2. oo la vida es como el tiempo, todo tiene algo bonito. las imagenes son preciosas y el mensaje mas. besos

    ResponderEliminar
  3. Mascab,excelente post,amiga...PRECIOSAS IMÁGENES.
    Lo que has escrito tiene un nombre:consciencia de ti misma y de la vida.
    Mi felicitación por tu reflexión,que nos invita a pensar a todos.
    Mi abrazo inmenso por SER,ESTAR Y ESCRIBIR,MASCAB.
    Buenas noches y feliz jueves.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. Precioso post Mascab, hermosas fotografias para acompañar un lindo texto.
    A veces es mejor dejarse llevar por la corriente y no estacanse o pararse en los sitios inadecuados. Quiza el rio te llevó a tu destino.
    un besote cuidate

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3/5/12 11:06

    Metafora muy bonita que te incita a reflexionar, de manera positiva sobre el rio de la vida. Un abrazo. Max

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una entrada para reflexionarla serimente y sacar conclusiones. Gracias por compartirla.

      Eliminar
  6. Si el hombre es un gesto
    el agua es la historia.

    Si el hombre es un sueño
    el agua es el rumbo.

    Si el hombre es un pueblo
    el agua es el mundo.

    Si el hombre es recuerdo
    el agua es memoria.

    Si el hombre está vivo
    el agua es la vida.

    Las imágenes preciosas.
    Un saludo cariñoso

    ResponderEliminar
  7. Es que desde luego uno no puede negar que los cauces de los ríos de la vida son muy atrayentes pero es cierto, sí, a veces pueden resultar fatales.
    Un post bellísimo.

    SAludos.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta la metáfora, las imágenes, y como no, las palabras.

    ResponderEliminar
  9. Es preciosa esta manera metafórica de contar un momento de estancamiento o aislamiento o pequeño hundimiento de la vida...precios MASC, en palabras e imágenes y mira, aunque te había leído ayer de madrugada, no quie decirte nada hasta encontrarte una osa que a lo mejor te gusta y te vale a ti o a cualquiera cielo.


    En una ocasión que fui a ver a mi hermana a Oviedo, a ella le van mucho todo esto del yoga y esas cosas de relajación y me llevó a una conferencia de un tipo que no conocía y me gustó mucho, te la dejo porque de otra forma, habla de lo mismo que tú... A VER SI TE GUSTA

    ¿Sabes MASC? serías una buenísima conferenciante de estas cosas, trnasmites de maravilla estos mensajes de autoconfianza, de luchar y tirar para adelante frente a lo que sea que nos ocurra y de paso te doy las gracias por el preciosísimo comentario que me dejaste en mi blog...cómo me gustaría hacer todo lo que me dijiste allí, no sabes cómo... y sabes qué ...yo creo que lo haremos, no sé pero creo que siempre hay tiempo de hacer lo que sea que deseemos hacer y tú y yo, verás como haremos cosas muchas juntas... ahora toca así, ya tocará de otra forma:))

    Hasta entonces seguiremos viéndonos en nuestras casa virtuales y dejándonos el cariño en letras, sabes que tú tienes tooodo el mío. Ojalá el otro asunto vaya encaminado, ya me contarás.

    Un beso inmeeeeeeeeenso preciosa y muuuy feliz tarde.

    Muaaaaaaaaaaaaaakss muuuy gordo para ti.

    ResponderEliminar
  10. Mi querida Mascab... gracias por tu aliento al recibirme y por tu cariño de siempre, que bien sabés es retribuido.
    Esta entrada me trajo un recuerdo conocido y a la vez saber que transitamos el mismo río. Hay alguien muy joven que necesita estas palabras, se llama Susana y vive en el Sur de Argentina. Me gustaría que lo lea, así que voy a dejarle tu lugar para que lo visite.
    Ella está en: **http://tejiendopatagonia.blogspot.com.ar** Su blog es de tejido, pero te conozco un poco y sé que querrás visitarla...
    Besos, te quiero mucho...

    ResponderEliminar
  11. cada cual mantiene como puede la cabeza fuera del agua, supongo..

    besos Mascab, una entrada bonita, me hizo reflexionar

    ResponderEliminar
  12. Mucho que pensar, quizás una soga que coger...

    besos

    ResponderEliminar
  13. Sé que me esperabas y aquí estoy
    La entrada de hoy no sé si simplemente es una autorreflexión o tiene destinatario.
    *Si simplemente es un a autorreflexión, te digo que aquellos que te conocemos sabemos que sí, que has cogido las riendas de tu vida y te has convertido en una estupenda mujer rebelde, con la rebeldía que va dejando la madurez y el paso del tiempo.
    Y por lo poco que conozco de ti, ni noria, ni motor, ni corriente alterna, torbellino, torbellino que no dejas a nadie parar quieto a tu lado.

    *Si lleva destinatario o mejor destinataria que es lo que pienso, espero que te lea y te escuche y sea capaz de descubrirse a sí misma y tome la decisión de nadar hasta la orilla y vuelva vestir su vestir joya : la dignidad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. La respuesta siempre está en mí. Bellísimo poema visual, Mascab, eres extraordianaria. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Has descrito la vida desde la visión del río y su caudal, has hecho una maravillosa entrada con unas bellísimas imágenes.

    No dejemos de tejer sueños y entrelazarlos, para no perder la ilusión con ese fluir, me ha encantado.

    Me alegra que hayas visitado mi blog, para volver de tu mano a él, porque ya te había perdido, pero es que hace tiempo intentaba entrar en tu blog y no podía, debido a fallos que tuvo blogger, y también me pasó con otros blogs, y mira, ya veo que se me ha solucionado el problema en tu blog, aunque aún sigo sin poder entrar en otros.

    Gracias, Mascab, por regalarnos esta belleza de entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Hola Mascab, un post precioso, tanto las fotografías como sus textos que dicen mucho de cómo eres.
    Con ternura te dejo un feliz fin de semana
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  17. Preciosas imágenes, las que has elegido!!Es fácil dejarse llevar por la corriente, pero lo importante es saber cuándo se debe nadar hasta la orilla.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Las Fotografias son preciosas. Pero el Relato de tus Pensamientos LES GANA. Es pura poesía en prosa.
    Y llevas toda la razón. Hay que VIVIR y afortunadamente, hoy en día los 50 no es edad madura. Se ha madurado, si, pero es cuando se comienza una vida llena de posibilidades y se es joven para hacerlo.
    Seguro, manolo
    marinosinbarco.blogspot.com

    Si visitas mi blog, no te pierdas de ver el Video del OLË OLË y el de las acampadas de las noches rocieras.

    ResponderEliminar
  19. Magnifico relato e imágenes, describen perfectamente el cauce de esa vida que al final supo reaccionar a tiempo y aferrarse a la orilla. Ojala este post pueda llegar a gente que se encuentre a la deriva.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Mi querida amiga: No te puedes imaginar lo mucho que me ha gustado esta entrada, es como si la hubieses escrito para mí, me viene como anillo al dedo.
    Yo me imaginaba subiendo por la ladera pedregosa de una gran montaña, el llegar a la cima y ver el sol relucir tan cerca, era mi meta, pero el ascenso se hacía difícil, más de una vez he resbalado (tú te dejabas ir con la corriente del río)y la cima me parecía inaccesible, pero, al siguiente día, volvía a subir y hoy me parece que estoy casi tocando la cima.
    Me alegro mucho de que tú hayas llegado a la orilla y te hayas puesto esos taconazos ¡con lo que a mí me gustan!.
    Las fotos son todas preciosas, no sabría cual me gusta más.
    Eres transparente como el agua que discurre por el cauce de ese río, eres un encanto, amiga mía, es un gran honor haberte encontrado.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  21. Un descansito, una parada no viene mal, luego a retomar la vida con más fuerza y con más ganas. Me alegro de que lo tengas todo tan claro, ahora a disfrutar!

    Besotes!

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?