sábado, 8 de octubre de 2011



La fé, dicen que mueve montañas. Y yo estoy segura de ello. No de que las pueda mover, pero sí de que con tesón, paciencia y dedicación, se puede trasladar una montaña de un sitio a otro…

La fé es importante tener. Cuando no la tenemos, nos quedamos vacíos y sin sentido a nuestro alrededor…

La fé en nuestros padres, consigue que creamos sus normas aun cuando deseemos romperlas.

La fé en nuestros hijos, nos lleva a soñar en lo que ellos tal vez, puedan y quieran llegar a ser.

La fé en nuestras parejas, aparta la suspicacia, las dudas y los celos.

La fé en nuestros amigos, nos hace la vida más fácil y entretenida.

La fé en nuestro trabajo, nos anima a seguir adelante cuando una barrera se interpone en nuestro camino.

La fé en la Naturaleza, nos envuelve en lluvias y nieves; vientos y arena; sol y mar; tierra y universo.

La fé en nuestros políticos, nos da tranquilidad cívica.

La fé en nosotros mismos, nos da la energía necesaria para acometer cualquier hazaña, porque nuestros límites solo están en nuestras mentes. Es la fé en nosotros mismos quien puede derribar los obstáculos que nos pone la mente. Necesito tener fé en mí, necesito creer que puedo llegar a ser mejor de lo que soy. Esa fé en mí misma es lo que me da fuerzas para creer que después de cada tormenta siempre saldrá el sol, porque yo seré capaz de hacer todo lo necesario para continuar viviendo...

La Fé en nuestro Dios, nos ayuda a llevar la carga de todo aquello que nos aplasta. Es la Fé que nos calma y nos da sosiego cuando acudimos a una de sus casas. Nos consuela cuando estamos tristes, nos alienta cuando no respiramos, nos empuja cuando nos quedamos parados, nos levanta cuando estamos caídos, nos escucha cuando nos lamentamos, nos ilumina para que encontremos el camino acertado, nos oye cuando gritamos los silencios que rompen nuestra alma…

La fé en nuestras vidas, nos da energía y nos la renueva tras cada descarga en la que se queda vacía.


Si.

Soy una mujer con Fé.

Ella es mi salvación.

18 comentarios:

  1. Todo está en nuestro interior, es lo que nos empuja a luchar en nuestro día a día.

    Buen finde, buen viaje, disfruta y muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Yo también tengo fe sobre todo en la fe de las personas, en la fe para seguir caminando, porque sin ella, la vida sería un poco más oscura.

    Nuestros blogs hoy se enlazan en la fe.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sin fe no se recorre igual el camino.Yo me he unido a este proyecto de la fe. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Cada vez tengo menos, algunas de las que reflejas están totalmente perdidas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Mascab, precioso escrito y preciosa reflexión. Me alegra muchísimo que tengas esa fe que te hace seguir caminando.
    No la pierdas, amiga mía, pues sin ella estás perdida.
    Muchos besos. Rosa.

    ResponderEliminar
  6. Mientras se tiene fe, se tiene esperanza, la fe está en nosotros ellas nos da fuerza y nos mueve para seguir el camino de la vida.

    Un beso y mi cariño amiga mía.

    ResponderEliminar
  7. Para mi la mejor de todas, es la FE en uno mismo.
    BESOS

    ResponderEliminar
  8. Ando en déficit de Fé, me quedo un rato paseando entre la tuya, por si se me despierta.

    Un beso de sábado

    ResponderEliminar
  9. Quienes tenemos fe, nunca estamos solos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Fé la que tengo en Julio que me ha recomendado tu blog y aquí estoy siguiéndote.

    ResponderEliminar
  11. Mascab bonito testimonio de fe gracias por compartir, estamos unidos en la fe hoy muchos blogs.
    Un cordial saludo de José Ramón desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  12. Hola Mascab:

    Llegue hasta aquí a sugerencia de Julio del blog "A viva voz" Donde nos menciona como amigos recomendables para leer.

    feliz de haber llegado a visitarte vendré a leerte con más tiempo
    Bien tu entrada sobre la fe
    Sencilla y humana.

    Por si quieres visitarme:
    http://nidaeldore.blogspot.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. La FE mi querida MASC...

    Es creer lo que no podemos comprobar, lo que no podemos ver, lo que ni si quiera conocemos, pero sabemos es bueno para nosotros, es bueno en sí mismo... ahora mismo yo, tengo FE en ti... y además sé que no me equivoco en absoluto :-)

    Siempre que tengamos FE, existirá la esperanza y siempre que tengamos esperanza nos acompañará la ilusión que la final, es lo único que mueve el mundo.


    Precioso, lo que has escrito... yo también soy una persona de FE, de muchísima ilusión en todo lo que hago y en tooodo lo que mencionas, pero sobre todo...¡¡EN EL HOMBRE!!






    Un beso grandísimo preciosa.

    ResponderEliminar
  14. ¡Muy linda tu reflexión!
    ¡No espera menos de vos, se lee en tus post, en el amor que ponés en tus poemas y en la forma que hablás de tus seres queridos!
    Besos Macab, estamos juntas en este camino...

    ResponderEliminar


  15. Atentamente he venido a saludarte y desearte que la semana que comienza sea hermosa y llena de color, donde la ilusión te dibuje todo aquello que le sea un favorable acontecimiento para todos los que te rodean.

    Un ramo de rosas dejaré en tus manos para que su aroma sea un referente de mi afecto hacia ti.

    Te sigo y no te olvido puesto que los sentimientos no entienden del espacio tiempo, ni de las distancias.

    TQ.

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  16. Mascab,no podía perderme esta entrada muy completita.Este fin de semana en el pueblo,como siempre el tiempo es escaso,pero nunca es tarde para valorar y compartir.La fé y la confianza en la vida es necesaria para sentirla en profundidad.Y cuando nos faltan las fuerzas,la fé en nuestro Creador nos llena de confianza y fuerza espiritual para seguir adelante.
    Mi felicitación y mi abrazo grandote,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  17. Dicen que soy una mujer de poca fe pero lo cierto es que la tengo muy poco repartida, mayormente tengo fe en mi y en las personas a quien yo quiero
    muy bueno el post
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hoy, con el derecho que me asiste como lector, sí quiero corregir tu final aseveración cuando dices que eres una mujer de Fe; ¡te corrijo!
    Eres una GRAN mujer de Fe. Ahora sí, el lector se va satisfecho, felicitándote por tus reflexiones sobre la Fe.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?