miércoles, 28 de septiembre de 2011

UN VERANO EN MOTOCICLETA...(Tres de Tres)

 POLA DE SOMIEDO (por tierras de Somiedo)






Viajar en moto desde Villablino a Pola de Somiedo es algo totalmente maravilloso… Es un sentirse vibrar sobre los verdes prados, flotar entre las blancas nubes que se filtra por entre los montes. Es llenar de oxígeno los pulmones y volar…







VALLE DE LAGO

Subir hasta Valle de Lago para contemplar los profundos valles y frondosos huertos. Comer en Casa Cobrana y continuar el camino ascendente entre altos montes plagados de bosques de hayedos.

Huerto en Valle de Lago


Subiendo el Puerto de San Lorenzo (Asturias)



PUERTO DE SAN LORENZO

Recorriendo el Puerto de San Lorenzo





En el Alto de San Lorenzo, la mirada se nos llenó. Parecía que no nos cabía más por nuestros ojos, aquella belleza calaba el alma y se guardaba para siempre en nuestro corazón.


Desde el Alto de San Lorenzo



Desde las alturas, con el viento silbando en mis oídos, tuve la certeza de que otro mundo es posible, quizá donde los humanos podamos vivir en paz. Como ésta Paz de altos montes y profundos valles...

EL EMBALSE DE LUNA

Ya en el valle, tras bajar el Puerto de la Ventana y entrar en la Provincia de León, contemplamos en el embalse de Luna, el más nombrado turísticamente en éstos montes leoneses pero que en éste verano la escasez del agua se deja notar, no por ello perdiendo a los aficionados a la tranquila navegación de sus aguas dulces y planas.


El embalse de Luna



LEÓN


Catedral de León (localizada en Internet)


León es una ciudad con historia, antiguo reino de de nobles gentes. Espigadas mujeres de grandes matriarcados formadoras de familias numerosas, perseverantes en el trabajo, consecuentes con su entorno y fuertes hombres, curtidos por los montes que la bordean y los fríos inviernos.



León, ciudad mítica y llena de sabores y saberes. Historia que se mana en cada una de sus bellas piedras. León nos esperaba, para recibirnos en su noche estrellada. El caluroso agosto daba a la noche una alegría que se palpaba en las gentes del lugar.



Vista de la Catedral desde la Plaza Mayor (última fotografía de cámara para ésta ruta)
Nos hospedamos en el hotel Abad San Antonio. Un edificio nuevo, junto a la ciudad hospitalaria de la magna León. Un poco demasiado lejos del centro, mucho más de lo que nos habría gustado a todos.


Esta última noche, queríamos quemar nuestro cansancio en la zona del barrio húmedo, donde las tapas y los cortos son suficientes para cenar. Así, para evitar conducir las motos, tomamos dos taxis que nos llevaran y devolvieran a la ciudad y de nuevo al hotel.

Esquina a Ordoño II con Santo Domingo, nos esperaban otros dos amigos que veraneaban en León. Ella leonesa, como mi chico, que nació en una de las bocacalles que dan a la avenida Ordoño II. Nos querían hacer partícipes de lo que es ésta gran ciudad a la que dedicaré alguna entrada, contando mis vivencias y sentires el día aquél, en que de la mano de mi chico, la descubrí de verdad.

Dejamos la ruta turística para el día siguiente, ahora era el momento de divertirnos de verdad.
Basílica de San Isidoro (antigua Catedral -fotografía localizadas en Internet)

Comenzamos con una tapa y una caña en la Torre de Babel, en una de las esquinas de los soportales de la Plaza Mayor. Y terminamos sentándonos en la terraza de El Tizón, donde cenamos unas raciones donde no faltó la cecina (exquisita), la morcilla de matachana (hay que probarla para desearla), el queso viejo, etc… Y aquí, comenzó la juerga. Las risas, el marcharnos corriendo todos en un momento en que Male se fue al baño. Los comensales de la mesa de al lado nuestro llamando al camarero porque creían que nos escapábamos sin pagar, el camarero que explica que nuestra cuenta está saldada mientras nos observa escondidos tras un soportal, Male que sale y al no vernos se va hacia el centro de la plaza creyendo que allí nos iría a encontrar, gira sobre sí y sin vernos, pensativa comienza a caminar, Ruth que se apiada, sale a su encuentro y mientras le explica el juego el resto echamos a correr hacia atrás, la gente extrañada nos mira correr mientras reímos el juego y nos escondemos tras las esquinas de la Plaza Mayor. Male y Ruth que no nos encuentran y caminan sin saber, hacia la calle opuesta a nosotros por lo que las llamamos de una vez.


Tapeando por el Barrio Húmedo (León -localizada en Internet)


Entre risas volvimos a entrar en la Torre de Babel, subimos hasta el séptimo cielo y allí, la juerga de nuevo comienza otra vez. La plata, decorada como chill-out con cojines en el suelo, luces bajas, balcones abiertos a la noche estrellada, cachimbas dispuestas a ser fumadas…todo dispuesto sólo para nosotros diez.


Foto - NH Plaza Mayor - León
Plaza Mayor (León -Localizada en Internet-)


Comenzamos narrando a los amigos que no habían hecho con nosotros la ruta, todas nuestras anécdotas entre risas y risotadas. Allí volvieron a vivir Abelino y Amadita, El Fauno y Natalia y nosotros ocho con la risa tonta en el restaurante El Rozo. Todos reíamos y disfrutábamos juntos por lo que nos decidimos a probar una cachimba de multifrutas y hacer humo por la nariz. Puede que fuera el humo, puede que los licores, puede que la noche estrellada de un cielo de agosto, puede que nuestra ruta, puede que nuestras anécdotas,  pero sobretodo, puede que nuestra amistad; nos dejó un tiempo de vinos y rosas, de juegos y risas, que no queríamos poner punto y final. Hasta que comprendimos que era muy tarde, pues se dejó de ver gente más allá de los balcones y los garitos hacía tiempo que cerrados estaban ya. Nos decidimos a bajar al infierno y pagar para volver al hotel pues queríamos madrugar, ya que algunos de nuestros amigos, León lo visitaban ésta vez, nunca antes jamás. Al llegar abajo comprendimos que La Torre de Babel estaba cerrada desde hacía mucho tiempo, el camarero nos dijo que justo desde que nosotros entramos, pero que como tenían que limpiar y recoger una vez cerrados y ocupábamos la última planta, nos habían servido al vernos con ganas de pasarlo bien.

Esto demuestra lo que siempre digo. Que buena gente hay por doquier y por suerte, me la encuentro sin saber bien por qué.


Casa Botines (Gaudí -localizada en Internet-)
Regresando al hotel comentamos lo bien que lo pasamos en éstas rutas veraniegas y lo mucho que habíamos disfrutado ésta última noche con la pareja de amigos inesperada.

A la mañana siguiente no hubo despertador que nos levantara. Abrí los ojos a la hora en que debíamos estar abajo dispuestos para hacer turismo por la ciudad. Pero esto fue imposible, pues si nos esperaban quienes no la conocían no la podrían visitar.

Quedamos en vernos a su regreso y salir pronto hacia Madrid. Pero al bajar a desayunar nos llevamos una sorpresa Ruth y su chico también se habían quedado en tierra! Y es que el sueño y el cansancio alguna vez han de hacer mella. Pero nos vino bien para charlar y abonar nuestra íntima amistad.

Casi al mediodía, de nuevo subidos a nuestras motos, salíamos de la ciudad. Pero antes les dimos una ruta turística, pues solo habían visto el centro y la Catedral. Le llevamos por San Marcos señalando el hostal, por el parque de Papa la Guinda a la vera del Bernesga y por su plaza de toros dejamos León atrás.

Parador de San Marcos (León -localizada en Internet)
El resto de la ruta es insípida como lo son las autovías, sobre todo en agosto y con el sol caliente haciéndonos sudar. Paramos una vez para comer en Tordesillas, pero estábamos cansados y quienes no la conocen no la quisieron visitar.

Siempre al regresar, parece que la prisa por llegar a casa no nos deja disfrutar de la jornada como un día de ruta más.

Pero ya andamos ideando la próxima para el 2012, la tenemos que liar. Hay quien dice de subir las motos a un trayler y viajar a Vigo, para desde allí coger la costa de gallega y seguirla hasta San Sebastian para regresar de nuevo con las motos en un camión. Hay quien opta por viajar a Lisboa y recorrer su costa hasta El Algarve…pero de momento solo soñamos mientras el otoño da sus primeros pasos.



Alto de San Lorenzo
A mis queridas tortugas: Que dice "la presi" que dejeis de pensar en la ruta del año próximo, pues aún hay muchas pequeñas excursiones en moto que hasta entonces tenemos que realizar.




19 comentarios:

  1. ¡Hermosísimos lugares! Me alegra que hayas tenido la oportunidad de realizar ese inolvidable viaje. Me quedé prendada con tu foto respirando paz y armonía...

    Un beso grande y gracias por tu visita y tus palabras, querida Mascab!!! Siempre es un placer recibirte.

    ResponderEliminar
  2. De verdad que tengo los dientes rozando el suelo de envidia. Cuando voy a Asturias siempre hago este recorrido del que nos hablas e incluso algunas veces salgo por el desfiladero de los Bello. Si no lo conoces no puedes dejar de visitarlo. Que suerte amiga. Disfruta todo lo que puedas y no dejes de contarnoslo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Qué belleza de paisajes!! Me he quedado embelasada y chupando la pantalla con esa cecina y esa morcilla...

    Y esas curvas motera!!! Guauu que adrenalina se suelta en ellas!!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Bellísima entrada y bella reflexión, otro mundo diferente, no me cabe la menor duda, en algún momento de nuestra existencia como seres humanos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Mascab, me has hecho sentir la libertad... qué maravilla... en nuestro país la verdad es que hay lugares preciosos y viajar en moto es una experiencia maravillosa, es que los paisajes te abrazan mientras los recorres, respiras libertad amiga mía, el aire, la luz, los aromas, todo,... y cuando haces un alto en lo alto de un valle te inspira emociones tan maravillosas como la que nos regalas cuando de espaldas miras desde las alturas. Me ha encantado hacer este viaje de tu mano, gracias por compartirlo, eres genial.

    Un abrazo inmenso a tu corazón.

    ResponderEliminar
  6. Dios míos MASC, no tengo vergüenza :-)

    Después de le cacho comentario que me dejaste el otro día, ni allí ni aquí te he dado las gracias y ahora que me iba a la cama, porque he estado preparando un asunto muy lioso que tengo mañana en la Audiencia, he abierto el blog y me encuentro en mi casa a un amigo tuyo, al menos dice que viene de tu blog HUMBERTO DIB ( mu majo por cierto :-) y... me he dicho... poro si tengo abandonadita del todo a mi niña motoristaaaaaaaaaa xD!!!! jajaja


    Son precisas las fotos, la manera tan entrañable y divertida con la que cuentas esto que parece una aventura, no sólo entre las cuatro tortugas y sus maravillosos pilotos, sino a la vez con esta tierra... que además jajaja es la mía....¡¡qué te voy a decir a partir de aquí!! sólo una cosas y tómatelo como el mayor piropo que yo pueda echarte...¡¡PARECE QUE HAS NACIDO EN LE BIERZO!! tal cual... MASC...eres un amor, cielo.

    Me alegra muchísimo ver lo que habéis disfrutado en mi querido León.. y parte de mi querida Asturias...si es que es precioso, qué quieres, será pasión de madre o de hija, no lo sé...


    Un beso muuuy grandísimo, otro para ese cacho chico que te has echado o mejor que se te ha echado al asfalto y otro para B... vía email:-)


    Dulces sueños tesoro.

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué lindo es viajar con ustedes! Aunque no conozca a tus amigos sé que deben ser muy parecidos a vos, ¿no?
    Nosotros conservamos solo un par de amigos de la juventud, sí tenemos varios de la época del primario de María Victoria, el lunes 3/10 cumple 21 años, es una mujer!
    Bueno la cuestión es que esas maravillosas fotos me hicieron estar con ustedes en el paseo y te lo agradezco mucho, en realidad lo maravilloso son los paisajes, ¡que burra! ja...ja...ja...
    Besotes linda y gracias otra vez...

    ResponderEliminar
  8. Que maravilla!!!! las fotos acompañadas de tu magnífico relato, m e hacen soñar, que voy en una de las motos, haciendo el recorrido con vosotros, aunque sea solo un sueño, te lo agradezco...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  9. Impresionante, pero para lo que no tengo palabras es para este grupo de amigos que compartimos escapadas. Hasta la próxima. Max

    ResponderEliminar
  10. !Que gozada! supongo que la sensación de conducir una moto puede ser equiparable a la de gobernar un fueraborda, vamos, imposible de describir con precisión, hay que sentirlo.

    Mascab, comienzo desde cero en un nuevo blog, como en algún que otro aspecto de mi vida.

    Si lo deseas me encontrarás aquí:

    http://unacabaaenelserengueti.blogspot.com/

    Recibe todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  11. que pasa por aquí?

    ResponderEliminar
  12. Qué preciosidad la fotografía de los caballos!!!
    Tu visita a León me ha recordado a la que hice hace ya unos años, en el puente de diciembre (¡qué frío pasamos!). Es una ciudad fantástica.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Una preciosidad de fotos. Ya te lo han dicho, pero nunca viene mal recordarlo.

    Llego hasta aquí porque leí el comentario de felicitación que le dejaste a nuestra común amiga Pilar y me encantó. Tenía que decírtelo.

    Un abrazo de paseo.

    ResponderEliminar
  14. Que digo yo que si tú paras quieta alguna vez!

    Jolines! yo tambien quiero pasearme por esas rutas tan fantásticas...
    Me encanta la frescura con que las relatas... casi parece que estamos viajando contigo...las comidas, las cenas, los detalles... desde luego da envidia sana...

    Me encantan las fotos...
    A la próxima... yo me apunto.. eh??

    Besitos mediterráneos.

    PD: despues de dos dias peleándome con los comentarios que no me publicaba espero haber resuelto el problema,...ha dicho el blogger que eran coockis... para galletas estoy yo!!
    jajaja, bueno a ver si ya no me da la lata.
    Besitos mil.

    ResponderEliminar
  15. He ido un monton de veces a Asturias y no conocia la zna hasta que este año y con la compañia onestimable de mi amigo Karras he tenido el placer de conocerlo y me ha encantado salvajemente.
    Buen articulo y buenas fotos, Mascab.
    un besote

    ResponderEliminar
  16. Vaya entorno, que paz, que sosiego, gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  17. Que pasada,,, me traes recuerdos moteros de antaño.
    Yo quiero,quiero,quiero motooooo y viajar con el casco lleno de mosquitos espachurrados, jejejej y dormirme sobre la espalda de mi chico.
    GRACIAS POR COMPARTIRLO BESOSSSS

    ResponderEliminar
  18. Gracias a tod@s por venir, por estar, por leerme, por vuestras muestras de cariño, por empeñaros en comentar una y mil veces cuando google no tiene ganas de dejaros quedar, por ser amigos, por todo ello y por lo mucho que me animáis a continuar.

    Y perdonar, pero no tengo mucho tiempo de ser y estar.

    Besos, guap@s!!

    ResponderEliminar
  19. Mascab,llego un poco tarde,sabes que los fines de semana estoy en el pueblo.De todas formas estoy aquí,disfrutando de estas imagenes,cuadros de vida,que nos regalas con tu generosidad de siempre.He disfrutado de tu excelente post,es una maravilla cómo nos llevas de la mano y nos relatas cada vivencia e instante inolvidable en el que nos quedamos un ratito contigo.
    Me alegro muchísimo por estos viajes,que vas colgando en las paredes de tu alma y ahora nos dejas entrar,disfrutando del museo detenido en el tiempo,no lo dudes,eterno ya.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?