miércoles, 14 de septiembre de 2011

Que te vaya bonito!!




El día que tu naciste, una estrella iluminó tu espalda,                                                         para que sonrieras a la noche y te  sintieras amada.

Los meses pasaron y  una flor apareció en tu cara, para que al mirarte niña mi corazón cautivo se quedara.

Los años te ofrecieron una chispa simpática, para que llenaras de alegría los rincones de ésta casa.

La luna te regaló una estela de plata, para que todas tus noches estuvieras iluminada.

El sol te ofreció su calor de oro,  para que no sintieras frío en las llanuras heladas.

Eres mi norte y mi sur, el este y oeste tu hermana, el centro se queda para tu padre que hoy por ti echó una lágrima.

Te vestirás con alas mañana, para volar del nido hacia tu vida soñada.

Desiertos de tus besos estaremos,  durante un tiempo que ojalá te llene de gracias, para que tu vida futura te colme de buenas venturanzas.

Esperaremos anhelantes tus correos, para sentirte cercana en las palabras. Para verte sonreír, cada noche,  estaremos mirando la ventana.

Que tus alas vuelen alto y planeen bien la bajada, para que recojas los frutos que hoy comienzas en labranza.

Te esperaremos por siempre para ver tu sonrisa de plata,  y el verde trigo de tus ojos que echaremos cada día en falta.

Vé con Dios mi niña y vuelve colmada de esperanzas, para que felices te veamos,  presumir de vida sana.

36 comentarios:

  1. Verás preciosa...además de decirte que imagino cuantísimas lágrimas te habrán caído al escribir esto...espero que lo lea porque ella seguro que aún llorá más que tu... para no repetirme, te voy a copiar parte del comentario que te dejé ayer en mi blog... es que justamente venía a cuento de todo esto.. suponía que estarías ..como veo estás :-)

    A ver si soy o no soy buena intuidora... jajaja esto está escrito de ayer para ti...

    "...Yo creo que tu B... hace de estupendamente por lo que me has contado, vas a ver como además de aprender inglés por un tubo, tenerte lejos ¡¡teneros lejos!! la va a hacer valorar todo de lo que ahora reniega...¡¡ella sí que va a aprender a relativizar!! y tú ¡¡estate tranquila, se valdrá perfectísimamente por si misma ya lo verás...si sale a la madre, no me cabe la más mínima duda ¡¡ánimo, mami!! que ya te estoy imaginando agarrada a una sábana, pero.. para llorar a mares el miércoles y noooo ¿eh? tú coge tu disfraz de sonrisa y naaada de lloros. ¡¡Jo!! ¡¡ánimo bonita!! verás como todo va de maravilla... ya me contarás... ante todo si te da el ataque y te pones otra vez a pegarte esas caminatas tuyas, recuerda quitarte lo tacones y ponerte calzado cómodo:-) ... sigue más..."

    Bien, MASC... que como seguro hoy estarás aun más sensible que estabas estos días... sólo siente como te espachurro en un abrazo enooorme, cálido y con todo el cariño que te tengo... deseándole a B...¡¡todo lo mejor en esta fase que ahora empieza!! y que no se preocupe ella... porque cuando vuelva su mami, le preparará todas esas cosas que le gustan ( vaya que si va a extrañar tu comida con lo mal que se come allí:-) y tú... porque volverá grande por dentro y por fuera...sabiendo lo muchísimo y valioso que deja en casa.


    Un beso grandísiimo MASC, para B otro grandote y...¡¡sueeeeeerte!!

    ResponderEliminar
  2. Maria, muchas gracias amiga mía. Ayer leí tu comentario entero en tu casa. Ya sabía lo que intuías, eres madre, por éso sabes de estas angustias calladas.

    Muchas gracias, aunque me repita, pero quiero que sepas que siento tu abrazo y tus palmaditas en mi espalda.

    A ella ya le dije que lo disfrute a tope, lo viva intensamente y que lo aproveche al máximo, que es una aventura muy bonita que recordará por siempre...

    Ah! cuánto queremos las madres a nuestros hijos y cuánto sufrimos al verlos volar del nido, a la vez que celebramos su felicidad y vivimos con ilusión sus esperanzas, para que al desearlo juntas consigamos energía (relativa, de ésa que tu hablas), para hacerlas realidad.

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  3. ¡Querida amiga, acompaño el momento de despedida de tu niña!
    ¡Pronto volverá como el sol después de la tormenta!
    Y te recuerdo algo que ya debés conocer:

    Kahlil Gibran

    Tus hijos no son tus hijos
    son hijas e hijos de la vida
    deseosa de sí misma.
    No vienen de ti, sino a través de ti
    y, aunque estén contigo,
    no te pertenecen.
    Puedes darles tu amor,
    pero no tus pensamientos, pues,
    ellos tienen sus propios pensamientos.
    Puedes abrigar sus cuerpos,
    pero no sus almas, porque ellas,
    viven en la casa del mañana.
    Que no puedes visitar,
    ni siquiera en sueños.
    Puedes esforzarte es ser como ellos,
    pero no procures hacerlos
    semejantes a ti.
    Porque la vida no retrocede,
    ni se detiene en el ayer.
    Tu eres el arco del cual tus hijos,
    como flechas vivas son lanzados.
    Deja que la inclinación,
    en tu mano de arquero,
    sea para la felicidad.
    Mi cariño a vos y a toda tu familia...

    ResponderEliminar
  4. Querida Mascab, bello escrito que seguro tu hija leerá y se emocionará.
    Muchos besos. Rosa.

    ResponderEliminar
  5. Ay, Mascab! Aunque nos duela... don Kahlil Gibran tenía razón -pero claro,¡nunca fue madre!- Y a las madres nos cuesta despegarnos de ellos; por un lado queremos tenerlos cerca, protegerlos y mimarlos; estar a sólo un paso, por si necesitan de nuestra ayuda. Y por otro lado soñamos que encuentren su camino, desarrollen su personalidad y tengan vivencias para luego poder elegir su rumbo.
    Habrá que entender que es una nueva etapa; quizás sea un momento de aprendizaje para ambas. ¡Animo, amiga! Aprovecha a hacer lo que antes tuviste que relegar porque había otras prioridades: ¡casualmente... los hijos! Será todo un desafío, pero será bueno, verás... Estarás orgullosa de ella y de vos misma. Un fuerte abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola amiga, que belleza de letras, cuanto amor derramas en cada linea. Comprendo por lo que estas pasando, ya pase ese trago y tambien le escribi una carta que meti en su maleta sin que lo supiera. Siempre llega el momento en que ellos tienen que volar del nido y que triste es eso para las madres. Me encanto leerte y recordar aquel momento mio. Te dejo un beso, cuidate mucho.

    ResponderEliminar
  7. Mascab,tu post delata ese corazón, que hoy se ensancha de forma infinita,tocándonos a todas las madres.He pasado por esos momentos,la vida nos parte en dos mitades,nos vamos con ellos y nos quedamos.La mente sigue sus pasos y sus horas y a la vez intenta cumplir sus responsabilidades.Hace un año que despedí a los dos y todo el año he estado de viaje,pendiente de sus palabras y sus mensajes.
    Lo bueno de esto es que maduran,aprenden a medir y valorar el sentimiento,ya verás qué cambio notarás en tu hija,Mascab.
    Espero que pases un buen día,sé que sabes encontrar el equilibrio y tendrás calma y esperanza para seguir adelante.
    Te dejo mi abrazo inmenso y mi ánimo.Que Dios os dé fuerza a todos
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  8. Ay preciosa...puedo sentir perfectamente el tirón de tu alma, cuánto nos cuesta a las madres (y padres) ver como nuestros niños emprenden el camino por sí solos. A mí me queda un tironcillo para ello, pero aún así...en fin..que me pongo perfectamente en tu piel.

    Tu niña es preciosa Mascab, sabrá volar y volar feliz..

    Un besito para ambas

    ResponderEliminar
  9. Mi querida Mascab: Me tengo que ir rápidamente pero no quería irme sin consolar esas lágrimas que hemos derramado las madres cuando nuestros pajarillos volaron del nido. Será feliz y vosotros sereis felices de ver su felicidad y compartireis sus vivencias. Son situaciones nuevas pero que os enriquecerán a toda la familia.¡Que vuele siempre hacia la felicidad! Esta noche volveré para ver como estás.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  10. No soy madre, pero si hija y si yo fuera la tuya, correría a darte un enorme abrazo, con lágrimas en mis ojos y mi piel erizada. Has emocionado mi alma. Hay madres y madrecitas, pero tú eres una madraza que orgullosa se debe sentir tu hija (o debería).

    Un beso inmenso y mi cariño siempre amiga mía.

    ResponderEliminar
  11. Estás con el síndrome del nido vacío pero, como Rosana, te digo que tu hija debe sentirse tremendamente orgullosa de tí.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Leía ahora a Angeles Mastretta y de pronto me acordé de tu niña y del post de hoy. Te lo dejo aquí porque me pareció precioso..

    "Niña, yo te deseo la locura, el valor, los anhelos, la impaciencia. Te deseo la fortuna de los amores y el delirio de la soledad. Te deseo el gusto por los cometas, por el agua y los hombres. Te deseo la inteligencia y el ingenio. Te deseo una mirada curiosa, una nariz con memoria, una boca que sonría y maldiga con precisión divina, unas piernas que no envejezcan, un llanto que te devuelva la entereza. Te deseo el sentido del tiempo que tienen las estrellas, el temple de las hormigas, la duda de los templos. Te deseo la fe en los augurios, en la voz de los muertos, en la boca de los aventureros, en la paz de los hombres que olvidan su destino, en la fuerza de tus recuerdos y en el futuro como la promesa donde cabe todo lo que aún no te sucede.."

    Angeles Mastretta

    Un besito

    ResponderEliminar
  13. MONICA;
    Gracias amiga mía. Por tu cálido abrazo y por recordarme las palabras de Kahlil Gibran. Estoy muy nerviosa. Pero sé que pasará y que ella lo disfrutará.

    ROSA Mª;
    Anoche, cuando volvió de la fiesta que para despedirla le hicieron sus amigos, acababa de escribir éste post, se lo di a leer, pero no quiso, venía emocionada y con lágrimas en sus ojos y no quería llorar más. Pero me prometió leerlo a solas y sé que lo hará o tal vez anoche, antes de apagar su portátil me leyera llorar… sus abrazos de esta mañana en el aeropuerto me hablaban de su cariño y de lo mucho que nos extrañará.

    DIANA PROFILIO,
    Duele amiga, duele ver que el pollito se convirtió en pajarillo y que no solo sabe, sino que desea volar, dejando atrás el nido que aprisiona su libertad. Pero me alegra ver su resolución, su valentía y porte al extender las alas esta vez si, con mucho espacio para volar…

    POETIZA;
    Yo también estuve tentada de meterle una carta en la maleta, pero no quería emocionarla a su llegada cuando la encontrara al deshacer el equipaje. Prefiero darle un tiempo para que se adapte a su nueva vida. Cuando vaya a verla en octubre se la dejaré en cualquier esquina de su porte, escondida entre su piel.

    Gracias a todas por vuestras palabras de cariño.

    ResponderEliminar
  14. M.JESÚS;
    Tú que sabes de mis sentimientos porque antes fueron tuyos, sabrás mejor que muchos cómo me encuentro hoy. Estoy aquí, pero también allí, con ella. Intentando meterme en sus zapatos o colgarme de sus bolsillos…desde que regresé del aeropuerto no he podido descansar, ni ir a trabajar siquiera, pues mi mente no está aquí, no se por donde queda. No hago más que limpiar y limpiar, para llenar la mente de cotidianidad y no dejar que oprima más mi dolorido corazón. Pero que no se equivoque nadie. No me duele verla volar –siempre desee ésta independencia en ellas-, lo que me duele es que hayan crecido tan deprisa y yo, casi ni me dí cuenta…

    LIA,
    Gracias por tus palabras sinceras y por las acertadas de Angeles Mastretta, me siento muy arropada por vosotras y me enorgullezco de haberos encontrado para ayudarme tanto a masticar éste bocado, que no es amargo, sino dulce, pero muy espeso y difícil de tragar... Las palabras de Mastretta no las conocía. Pero se las haré llegar a mi hija, pues ya las hice mías.

    MALENA;
    Gracias mi amiga, tú también sabes de éstas cuitas! Eso hago, pensar en lo bueno que será para ella y lo mucho que ayudará a nuestra relación familiar. La animo para que lo disfrute y lo viva a tope, que le saque el jugo y lo aproveche porque le hará crecer como persona y se responsabilizará de sí misma más que bajo mis alas de gallina clueca...

    Gracias a todas por vuestras palabras de cariño.

    ResponderEliminar
  15. ROSANA MARTÍ,
    Gracias por tu cariño y tus buenos deseos. Se que mi hija me ama, me respeta y se siente feliz de que sea su madre así, como soy, aunque a veces se halla quejado y mucho, de que soy demasiado protectora y agobiante para su edad que todo lo quiere y desea para ya, como si esperar un tiempo fuera una atrocidad. Pero tal vez la equivocada sea yo y no ella. No puedo pretender que piense como yo, porque quizá a su edad era yo quien pensaba como ella…

    MARIA;
    Puede ser que tenga el síndrome que nombras, pero a la vez estoy feliz por ella y soy yo, quien está orgullosa al verla volar tan esbelta y grácil con sus alas recién estrenadas…

    Gracias a todas por vuestras palabras de cariño

    ResponderEliminar
  16. Mi mas apreciada amiga:
    No hay nada mas bonito ni hermoso que el amor reciproco de padres e hijos.
    Me llora el corazón de sentir tu pena, pero no te sientas apenada, sientete orgullosa de tu retoño, de la vida que la has dado, y de lo valiente que es al afrontar esta nueva etapa que seguro recordara para toda su vida.
    En la vida de los hijos hay varias fases, tomate esta marcha como cuando siendo un bebe empezo a echar los primeros pasos, conocer mas mundo de el que rodeada de los brazos de su madre conocia; tu la vas a echar de menos, pero te aseguro que ella también, y mucho ademas.
    La has enseñado a vivir y ahora tiene que coger la vida con las dos manos y a pecho descubierto valientemente decir lo que tienes por lema: "Nena, piso fuerte, que hoy puede ser un gran día".
    Un gran beso a los padres de una VALIENTE. Max

    ResponderEliminar
  17. Que bellos escrito dedicado a un hijo.

    Todos los que somos padres o madres, sentimos ese vacio cuando los hijos se van de casa.

    Me identifico con tus letras.

    Un abrazo en la distancia

    ResponderEliminar
  18. Pufffff mascab...el nido vacio le llaman no??si tu hijo se va en buenas condiciones...si se va feliz...y economicamente puede hacerlo,siente feliz aunque con ese deje de tristeza que nos queda a las madres cuándo ellos se separan de nosotras.Piensa que jamas dejaran de ser nuestros hijos y que esten donde esten son nuestra responsabilidd.Millllll besitosssss,te entiendo perfectamente,yo estaría...puffffffffff ni te quier contar...

    ResponderEliminar
  19. Mis niños, que lo van a ser toda la vida o al menos hasta que ellos me traigan otros en forma de nietos, aún no han volado del nido pero me quedan"breves" y solo pensarlo me produce unas migrañas terribles. Comprendo el desasosiego de tu corazón hasta que vayas acostumbrándote (ah, ¿pero se acostumbra una?). Por eso te mando mis brazos para que te rodeen a través de esa pantalla por donde estás leyendo y aprieten fuerte tus hombros y espalda. Tal vez si te llega un poco del calorcito que me gustaría darte sea un pelín más llevadero.
    Besos llenos de cariño, linda.

    ResponderEliminar
  20. Ya sé que hace muuuucho calor, pero te apetece uno churritos con chocolate???? jajajaja, anda, riete un poco!!! Claro que se va a valer ella solita, no le queda otra! Y octubre está aqui mismo!!!

    Ya decía yo, que por qué estaban las estanterias vacias de los pañuelos...

    Besotesss!!!

    ResponderEliminar
  21. MAX;
    Gracias por tus palabras, me siento muy arropada por todos mis amigos y, sobre todo por mi chico, quien también lo está pasando mal, creo que bastante peor que yo.
    Gracias también por verme tan buena madre, tú que me conoces sabes lo que me reconforta oírselo decir a quienes me conocen y analizan mis actos.

    MAYTE;
    Me alegra verte de nuevo por mi espacio. Gracias por tus palabras de ánimo.

    MIDALA;
    Cuando te llegue la hora que hoy me llegó a mí, les abrirás el nido y mostrarás el camino que quieren seguir, les darás tu guía, pero ellos extenderán sus alas y volaran libres al fin, de ti. Y supongo -puesto que lo he comprobado en otras madres que me anteceden-, que volverán de visita al nido radiantes y felices, para amar a sus padres que tanto les enseñaron a vivir.

    MERCHE MARIN,
    Gracias por tus abrazos que siento desde la lejanía. Pero no temas, estoy feliz, aunque todavía un poquito preocupada…

    ION-LAOS,
    Creeme que aún no he llorado. Pero son los nervios que me bloquean las emociones, cuando lo haga, los pedazos rotos los tendrá que recoger mi chico y juntos, recomponer de nuevo el puezzle de nuestras vidas…hace calor, si. Pero te acepto el chocolate con churros. Ah! En San Ginés, te parece bien?

    Gracias a tod@s por vuestras palabras de ánimo. Estoy feliz por mi hija, aunque un poco preocupada hasta que vea lo bien que se va a saber defender!!

    ResponderEliminar
  22. ¿Cómo está ahora mi niña Mascab? Seguro que ya habreis tenido noticias del pajarillo. Que descanses bien, corazón mío.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  23. Mascab, me alegro muchísimo de que te gustara lo que te dediqué, aunque mi dedicatoria se queda corta con la preciosidad que le escribes a tu hija.
    Un fuerte abrazo Mascab !!

    ResponderEliminar
  24. Que letras mas bellas, con esa ternura, ese amor que solo una madre puede narrar... letras que dicen mas de lo que expresan...
    Y es que los hijos cuando se alejan... se llevan consigo una parte del alma...

    Me ha conmovido, y yo no soy madre..me has hecho sentir el sentimiento de amor puro.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  25. preciosisimas frases y yo me quedaría con todas ellas en todas se aprende .
    gracias por tus bellas palabras a mi poesia .
    con gran cariño siempre te espero en mi casa .
    besos
    Marina

    ResponderEliminar
  26. Mi querida amiga: hoy ese escrito está lleno de orgullo, miedo y sobre todo mucho amor, de ese amor que nunca nos vamos a desprender porque nunca se deja de ser madre.
    No te preocupes, sabrá volar segura y verás su maduración en cada encuentro, además se acercará más a tí para compartir cosas de mujer.
    ¡Ánimo! es como el miedo al parto de una primeriza: si otras pudieron antes tú también lograrás no vencer el temor y ese ahogo que te queda en el pecho, pero si trasmitirle seguridad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  27. Queridísima Mascab, cuanto titilo en tu texto, cuanta luz... deslumbra. Tengo que felicitarte por esta hija y a ella por estos padres. Qué difícil es ir aceptando los avatares y etapas de alejamiento de los hijos, pero tenemos que ir subiendo esos peldaños, esos que antes subieron con nosotros nuestros padres. Y cuántas reacciones recordamos y entendemos de ellos cuando se tienen hijos...
    Lo vas a conseguir Mascab, y verás lo maravilloso que es compartir esa etapa con ella.

    MIL GRACIAS por tu cariño, por tus comentarios y por ese reconocimiento bloguero que ahora mismo me llevo para que alumbre La emoción, para que sea una ventana directa hacia una bellísima persona y un blog de cariño verdadero y entrañable como es el tuyo.

    Un abrazo inmenso amiga mía, motera rebeldemente maravillosa y querida.

    ResponderEliminar
  28. Mascab, llevo varios dias sin entrar y me estaba perdiendo esto.
    Todos intentamos decirte algo que alivie tu dolor y no encontramos las palabras.
    El tiempo pasa pronto y de nuevo la tendreis en vuestro brazos, habrá crecido, habrá madurado, pero sobre todo habrá aprendido a valorar a su familia.
    Deseo que consiga todas los objetivos que se ha propuesto.
    Mascab sabes donde me puedes encontrar si quieres algo ¿Sabes que lo digo de verdad?

    Hoy he leido en un blog

    Si un día te dan unas ganas locas de llorar, llamame
    no te prometo hacerte reir,
    mas puedo llorar contigo

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  29. Abrir la ventana y cruzar los ojos mientras los vemos volar...creo que en resumen, se llama ser madre.

    En tu caso, madraza. Suerte al pajarillo!

    ResponderEliminar
  30. los pucheros de kasioles15/9/11 23:32

    Si no me equivoco, debes estar pasando por un mal momento.
    Cuando uno sufre, hasta las palabras adquieren, sin proponérnoslo, una poesía especial.
    Es triste ver que llega el día en que nuestros hijos abandonan su nido. Siempre los vemos como niños, como si no madurasen ni creciesen.
    La vida, continuamente, nos está sometiendo a pruebas que tenemos que afrontar ¡qué remedio nos queda!
    Amiga, no sufras, yo adoraba a mis padres y aquí estoy ahora, lejos de mi tierra y siguiendo a mi amor.
    Deseo para tu hija todo lo mejor y para ti, amiga mía, siento no estar más cerca para poder darte un fuerte abrazo. ¡Ánimo, mi niña!
    Besos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  31. MALENA,
    Gracias por tus palabras de cariño. Ya estoy más tranquila porque hablé por skipe con la que ya es, jefa de hija. Al menos ahora conozco a las personas con quienes estará unos meses, allá eb la pérfida Albión…

    LUIS FERNANDEZ DUQUE,
    Siempre las gracias a ti Luis, por ser una persona maravillosa a pesar de tu corta edad. Comprendes los problemas de tu entorno juvenil y a la vez, asumes con madurez los problemas de un entorno más adulto y experimentado, ojo! Con esto no quiero decir que tú no seas adulto, pues como te digo, tu madurez intelectual y creativa supera con creces tu edad cronológica.
    Ya ves como es el sentir de una madre que está orgullosa de sus hijas, imagínate hasta qué punto lo estará la tuya de ti.

    GALA
    Hace muchos años, cuando me quedé embarazada por primera vez, allá, cuando yo aún tenía 26 años, una tía mía al saber de mi reciente embarazo me dijo ésta palabras: “Ahora vas a saber lo que es ser madre, comprenderás a la tuya infinitamente, te reconocerás en ella y la amarás en toda su grandeza, porque un embarazo es una enfermedad de nueve meses y convalecencia para toda la vida”.
    En mi caso acertó. Ninguno de mis dos embarazos fueron fáciles y menos los partos, sin anestesia ni cesárea programada. En cuanto a la convalecencia te aseguro que es auténtica, pues aunque crezcan y vuelen del nido hacia sus vidas, siempre estaremos atentas las madres a vigilar sus pasos.
    Así lo sigue haciendo mi madre, así lo hace más aún mi suegra. Así lo continúa también haciendo mi abuela…es una cadena de hermosos eslabones enlazando a las mujeres que somos madres, hijas, hermanas y amigas.

    MARINA-EMER,
    Gracias por visitarme y estar un ratito conmigo. Eres un sol.


    Besos, guap@s!

    ResponderEliminar
  32. ALONDRA,
    Gracias guapa! Tú que sabes de nidos vacíos y pajarillos que vuelan y crecen en otros nidos, has venido a dejarme tu consuelo humano lleno de sabiduría.
    Se que volverá más madura y tierna. Ya me envió un mensaje diciéndome lo mucho que me echa de menos!
    ---Y yo mucho más claro está!

    GABRIELA AMORÓS,
    Bienvenida amiga, espero que hallas descansado bien en tus vacaciones.
    Aquí me tienes, derretida de susto aún por calmar. Y eso que ya la ví instalada en su nueva casa, donde estará unos meses para aprender inglés.
    Ay los hijos! Qué no daría una madre por ellos!
    Gracias, muchas gracias por tus palabras de ánimo. Las guardaré para siempre.

    CHELO,
    Siempre digo de la suerte que creo estoy teniéndo en éste mundo blogosférico, porque me alegra encontrar en él a tanta gente buena que me brinda su amistad.
    Aprecio tu gesto, amiga. No te olvido y te tengo cercana, se que me ayudarás con tu experiencia y con tu rica formación y capacitación para hacerlo.
    Y además de todo ello, eres muy buena persona y una madraza también, no solo con tus hijos, sino con aquellas amigas que como yo, ahora sufrimos los ímpetus juveniles de nuestra descendencia…gracias.

    PILAR,
    Ainsss amiga mía! Ya te llegará la hora. Te apoyarás en el quicio de la ventana y exclamarás ¡hijo mío, que encuentres sabiduría, la disfrutes, y que todo ello te dé felicidad, pero sin dejar nunca de ser prudente!

    KASIOLES,
    Siento tu abrazo amiga, aún en la distancia te tengo cercana. Pero no sufro. ES solo que he de adaptarme a vivir sin su sonrisa al encontrarnos cada día…y sus fuertes discusiones al enfadarnos cada día también. Pero siempre había un beso de buenas noches de los que curan y sanan las heridas leves entre madres e hijas.
    Agradezco tus palabras de ánimo y las valoro un montón.


    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  33. Adonde vaya tu hija estará bien, lleva consigo el amor de sus padres, el cariño y buena vibración de tus lectores ¡y esa fuerza linda de los jóvenes!
    Un abrazo y a no desesperar.

    ResponderEliminar
  34. Bellísimo, me sacaste unas lágrimas.. que poema más hermoso.
    Algo así me ocurrirá en un tiempo no muy lejano.
    Feliz día
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. ¡Hola Mascad! Una entrada preciosa con esas deliciosas frases poéticas escritas a tu niña. Anda sécate esas lágrimas mujer no es una despedida es un hasta luego. La tendrás de vuelta no tardando mucho tiempo, diciéndote, ¡Ay mamá, que bien se come en casa!!!
    Eso le pasó a mi hija. Cuando se fue a la Uní -verdad, decía uyyy que bien por fin... se le agrandaron las alas, pero al mes volvió de fin de semana. Y, lanzó aquello... que bien se come en casa mamá. Se van para crecer en conocimientos y también en otros aspectos de la vida. ¡Ellos/as son privilegiados! Nosotros, o, quiero decir... yo, no tuve las oportunidades que mis hijos tuvieron.
    Ella hizo su carrera. Hoy está establecida es feliz, yo también y seguimos siendo muy amigas. Así que a ti te pasará algo de lo mismo. Relájate y déjala volar tranquila.

    ResponderEliminar
  36. Te daré una visión desde el otro lado: sufrí mucho cuando dejé el nido. Por un lado, la novedad de la indepedencia y, por otro, la culpabilidad de la marcha.
    Abrazo!

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?