viernes, 16 de septiembre de 2011

El límite de los Sueños


De pronto, como si nada hubiese sido esperado o deseado, la muchacha vio una senda en la vereda del camino. Parecía escarpada y como escondida entre la frondosidad de los árboles que formaban el bosque.

Llamó su atención porque nunca antes se había fijado en ella. Era como si en efecto, de pronto, la hubiesen abierto a su paso, como si algo sobre humano hubiese movido los árboles para mostrar la dirección.

Se sintió curiosa y quiso saber hacia dónde se dirigiría aquel caminito de apariencia estrecho y lleno de maleza. En algún sitio debería desembocar, por alguna cuestión habría sido trazada por muchos píes antes que los suyos, para ir hacia algún lugar donde se quería llegar.

Le intrigó sobremanera hacia dónde se dirigiría aquella vereda y sin más, decidió que la transitaría. Se saldría del camino y descubriría dónde desembocarían sus pasos.

Pero no lo hizo en ése momento. Aún no estaba preparada para ello. Debería localizar el modo de poder salir de la seguridad del camino, pero sin dejar de llevar un pequeño colchón en el que descansar.

Pasaron los días y la muchacha fue preparando su viaje. Se equipó de fuerza, seguridad  y optimismo, se vistió de ilusión. Se despidió de sus amigos y familiares. Colgó su mochila al hombro y diciendo adiós con la mano, salió del camino para adentrarse por aquella senda que aún, no sabía qué le aportaría. Con la certeza de que ése era su reto, ése el camino que alguien antes que ella una vez recorrió y que ahora, se lo había mostrado para que fueran sus pasos quienes la guiaran hacia ése futuro que soñaba, hacia ése crecimiento personal, hacia ése lugar desconocido donde un algo o tal vez alguien, la estaba esperando para verla llegar.


No hubo lágrimas en el adiós. Hubo mucha ilusión.

Dió la espalda a lo que había sido su vida hasta entonces y con tesón, se enfrentó a la senda que la conduciría hacia los límites de sus sueños…

17 comentarios:

  1. ¡Hermoso relato! ¡Estoy segura que encontrará el camino que busca y lo logrará!
    Un beso grandote, muchos mimos y fuerza...

    ResponderEliminar
  2. Precioso y ¿triste? Bueno, siempre es bueno hallar el camino que deseamos aunque nos conduzca al limite de los sueños o quizá precisamente por eso, como en este caso.
    Felicidades, me gustó mucho.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me parece que durante esta época vamos a tener unas entradas muy emotivas ¿me equivoco?
    Claro que si, que el recorrer ese nuevo camino le va a ayudar en su crecimiento personal y volverá encantada y os repetirá una y mil veces que os quiere mucho y que os echa de menos pero eso no os debe poner tristes, al revés, os debe alegrar es la señal de que ha entedido todo el amor que le habeis dado y que le seguireis dando.
    Un beso
    Voy a contestarte que se me había olvidado

    ResponderEliminar
  4. No hubo lágrimas, solo ilusión, esperanza, ganas... los que la aman dejaron una lámparita sobre el alfeizar de la ventana, deseando que no la precisara.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La fotografía que has elegido tan preciosa como tu historia... ¿historia MASC?:-) yo creo que más bien es una lectura de pensamientos, uan mezcla entre lo que tú piensas y deseas y lo que supones tiene en la cabecita esa niña que ha volado ¿a que no me equivoco? a medida que te voy leyendo, creo que me es más fácil seguir los pasos de tu senda ¿sabes MASC? creo que siente tan fuerte, que al menos yo lo siento.. casi, como si viviera a tu lado lo que cuentas.

    Me alegra muchísimo saber que no hubo lágrimas en le adió, que la ilusión os rodeaba a todos, me alegra muchísimo leerte esto.

    Creo de verdad MASC, que esta senda que ha emprendido, con las dificultades y los momentos duros que todas tienen, tanto para ella como para ti, para todos los que la queréis será el principio de algo bueno, muy muy bueno para todos.


    Os lo deseo de corazón... mándale un beso de mi parte aun cuando ni sepa quien soy, quizá algún día sí que lo sepa:-)


    Para ti, mi cielo, uno muuuy muuuy grandísimo, con un abrazo de esos de espachurrarte de cariño, si me necesitas silba no hace falta que te lo diga...¡¡ah!! un pequeño consejo, cierra la puerta de su habitación esa senda, ni se te ocurra emprenderla tú. Yo sólo he vivido esto que te toca a ti en los veranos, la mía se ha ido tres veces a Escocia e Inglaterra y por eso te lo digo... tú ¡¡haz como que ni la ves!! :-)


    Muaaaaaaaaaaaaaakss bonita...todo irá bien en esta senda, seguro.

    ResponderEliminar
  6. Y después de este sueño conseguirá otro y otro y otro...y vosotros felices.

    P.D. Ando un poco pachucha con las manos, no puedo llegar a todos.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Mil besos!!!!La muchacha encontró el camino...y a lo largo de su vida irá encontrando igual los caminos...unas veces será facil y otras dificil...es la vida.Milllllll besosssss lleno de fuerza

    ResponderEliminar
  8. los pucheros de kasioles18/9/11 01:36

    Mi querida amiga: Seguro que te ha costado escribir este bello relato. Ya sabes como soy, y hay cosas que logran arañar mi alma y me emocionan.
    Pero esa niña, demuestra cierta madurez y decisión.
    Desde aquí, pediré para ella, que ese camino la lleve a colmar todas sus aspiraciones y que esa experiencia llegue a fomentar y enriquecer más su personalidad.
    Hoy quiero enviarte un abrazo muy especial.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  9. Hola mi querida Mascab. Tu relato me ha llegado al alma pues yo también estoy recorriendo un camino nuevo, un camino que no sé dónde depara.
    ¡Felicidades por tan bello escrito!.
    Muchos besos. Rosa.

    ResponderEliminar
  10. Esperó a tener seguridad para iniciar su propio camino y, una vez iniciado, sólo puede mirar hacia adelante. Espero que encuentre todos sus sueños!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Mi linda amiga que bello y triste relato cuando hay un adiós, te quedan los recuerdos, sentimientos, sueños, ilusiones y alguna esperanza.

    No quiero verte así, espero vuelva todo dentro de lo que cabe a la normalidad.

    Un beso con mi cariño siempre preciosa.

    ResponderEliminar
  12. Hola Mascab: Sabes, todos vamos dejando nuestro nido, dejamos a nuestros padres porque es ley de vida. ¡Todos lo hicimos es palo que va dando! ¡Dicen en mi tierra! Y ahí se quedan con un lagrimita en su mejilla. Y emprendemos un camino que no sabemos a ciencia cierta, como será su final, pero es un riesgo que corremos... ¡es como la lotería! Si no la jugamos nunca sabremos si nos toca.
    No soy yo quien de dar consejos a nadie, pero si te diré que seas positiva y todo irá sobre ruedas.
    Es un relato personal inteligente y delicioso.

    Venga, te dejo un abrazo bien grandote. Suerte.

    ResponderEliminar
  13. Mascab,los primeros días son duros,pero cuando vamos hablando con ellos nos tranquilizamos.No te preocupes,todo irá bien,piensa que ella está disfrutando y comenzando a madurar.
    Mi felicitación por esta entrada que lleva gran mezcla de sentimientos.Mi abrazo grande y mi ánimo
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  14. Los caminos pueden tener limites, los sueños NO. Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. MONICA,

    Gracias amiga, yo también estoy segura de que encontrará todos los caminos que deba de recorrer hasta alcanzar sus sueños.

    CLOCHARD,

    Si éste camino le lleva a un sueño, desde ahí, deberá buscar el camino que le lleve hasta el siguiente sueño. Los sueños no deben de tener límites y nosotros no debemos nunca, dejar de caminar hacia ellos.

    CHELO,

    Efectivamente estoy muy contenta por ella. Porque ha emprendido un camino. Le dará o no buenos resultados, pero se ha decidido a recorrer una senda y explorarla. Eso es ya mucho. El que además lo haga lejos de mí, creo que también. Pues soy demasiado protectora y quizá, sea yo quien no las deja madurar. De cualquier forma, sé que es por su bien y que durante el trayecto de ésta senda irá encontrando sus sueños. Porque el límite no es el final de ése camino. El límite debe ser siempre los propios sueños.

    PILAR,

    Una lamparita y los destellos de plata de la luna, que la envuelven en la noche para hacernos sentir a ambas nuestra propia cercanía.

    MARIA,

    Gracias por tu cercanía. Si. no hubo lágrimas en ése momento. La alegría de que iba hacia sus sueños me embargaba y a ella, creo que la entusiasmaba. Iba nerviosa, pero tan llena de esperanzas. Y en ése momento yo ví un gran horizonte que se abría tan solo para ella. En el mismo instante en que su avión se elevó. En mi imaginación era el cuerpo alado de mi B el que iniciaba un vuelo preciso, esbelto, bello, dinámico hacia los límites de los sueños…


    Besos, guap@s!

    ResponderEliminar
  16. ION-LAOS,

    Gracias mi niña por tu visita estando tan pachucha. Ponte buena que necesitamos leer tus palabras.
    Si. Después de éste sueño, habrá otro y otro, porque los sueños no tienen límites. Por eso le digo que busque el camino que la lleve hasta ésos límites, porque es una manera de no dejar de andar nunca.

    MIDALA,

    Ojalá y siempre sepa hallar sus caminos, aunque éstos sean tortuosos, seguro que de todos saldrá aprendiendo. Lo importante siempre es caminar.

    KASIOLES,
    Gracias amiga, por tus buenos deseos e intenciones. Si. Sé que mi B. sabrá caminar con ánimo todos sus caminos, porque los sueños no tienen límites y nunca se ha de dejar de tener sueños.


    ROSA Mª
    Los caminos son como los sueños, no tienen límites. Hoy transitas por uno que desembocará en otro y aquél en otro más. Nunca se ha de dejar de avanzar. Siempre hay que tener un sueño en el horizonte, una meta que lograr. Por esto envio a mi hija el mensaje de que no se detenga nunca, que sus pasos la dirijan siempre hasta el límite de sus sueños.

    ZAMARAT,

    Al principio le asustaba, buscó el apoyo de alguna amiga que se atreviera junta a ella. Pero no la encontró. Lo bueno es que esto no la detuvo pues tenía decisión y aunque sería un camino que debía emprender ella sola, en ningún momento se asustó. Preparó el equipaje y su futuro cercano y las alas desplegó.

    Besos, guapas!

    ResponderEliminar
  17. ROSANA MARTÍ,

    Los adioses no me gustan. Me dan escalofríos. Mi B. no ha dicho adiós, solo un hasta luego. Ha comenzado su camino solitario en busca de sus sueños y como madre me alegro tanto de su iniciativa como de su disposición. Demuestra un temperamento fuerte, de ésos de pisar clavando el tacón en el asfalto, decidida y auténticamente fuerte.

    MARINA FLIGUEIRA,

    Gracias marina por aportar tu experiencia. Claro que creo es lo que toca, amiga mía. Estamos (estoy) en ésa edad en que las amarras que he ido soltando de a poquitos, se desenlacen finalmente de mis manos. Que ése cordón umbilical que he extendido y alargado durante tantos años para no romperlo, al final he de cortarlo y dejar que mis pequeñas vuelen en libertad. Un día lo hice yo también, ahora, les toca a ellas.

    M.JESÚS.

    Lo duro es notar la ausencia de los abrazos y los besos que faltan a lo largo de los días. Echar en falta la alegría de sus risas o las voces de sus rebeldías. Es fácil abrir la ventana y dejarlos volar, sabemos que es pura necesidad. Lo difícil es soportar las ausencias…y ver su habitación ajena a su día a día.

    LAPISLÁZULI,

    Gracias por participar en mis rebeldías. Es cierto lo que dices: Los sueños no tienen límites. Por esto pido a mi hija que camine hacia ésos límites, porque así, nunca le faltarán sueños por relaizar. Siempre tendrá uno en el horizonte que necesite alcanzar. Y mi deseo es que camine siempre hasta ésos límites infinitos, porque lo importante es caminar y disfrutar del camino, llegar a la meta es solo el final.

    Besos, guapas!

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?