martes, 3 de mayo de 2011

AHORA, ¡A "PLAN"!

 
 Lo que me temía. Mira que os lo dije al regresar de Asturias: “seguro que he engordado, no me quiero ni pesar…”
Bueno pues ya está. Hoy lo hice. Hoy me armé de valor y pie tras pie, me subí a la báscula que andaba escondida tras la puerta de mi baño…
Lo hice con los ojos apretados y tapándolos con mi mano. Una vez subida, respiré muy, muy hondo, unas tres veces antes de ir deslizando muy poquito a poco mi mano para descubrir mi mirada.
Que no dirigí de inmediato hacia abajo, no. Miré al frente, observé los azulejos, me di cuenta que ya va siendo hora de darles una manita de lustre, miré hacia la derecha, me vi reflejada en el espejo de la mampara del baño, asustada, tiesa como una vela, como intentando ser lo más liviana posible para que mi báscula no sintiera el peso de mi cuerpo...
Por fin miré hacia abajo, mientras realizaba una humilde plegaria: “si no me dices que he engordado, te prometo que no volveré a tomar saladitos durante una temporada grande…”
Pero NO!, la pesa es cruel! Me lanza un informe que no quiero ver! Ay, mamá! ¿Por qué razón tuviste que dejarme una fuente llena de torrijas y un táper enorme,  lleno de pisto antes de dejarme  en  tu casa de la playa y marcharte a Benidorm? Si, ya sé que lo hiciste para que no te echara de menos, puesto que te visitaba precisamente buscando tus mimos… Pero mírame ahora. Tú ya sabías que yo soy débil cuando veo tus ricas comidas. Además, sabías que unos días antes había estado en Asturias y que allí, me excedí  comiendo fabes, quesitos de cabrales y bebiendo sidra…ah! Y Las corbatas de Unquera, y los sobaos pasiegos con sabor a mantequilla auténtica...
Ainsss! Que no puede ser, que mi báscula ha debido de tener un desajuste desde que no me subía a ella –últimos de marzo-, que algo le ha pasado... No sé si llevarla a que la reparen, porque me dice que:  HE    EN  GOR  DA  DO,   DOS    KI  LOS!!!! Oh my God! 
Desde hoy otra vez a dieta severa. Jolínes!!!, que ya estoy harta, de estar toda la vida a plan!!. Cuándo acabaré con esto del cambio hormonal?? Ainsss, si ya he terminado, que me lo ha dicho mi “gine”  en esta última   ITV! Que no puedo culpar a mis hormonas… ni a mi madre, ni siquiera a mi viaje por Asturias…tampoco a mi báscula, por mucho que me den ganas de llevarla al punto limpio de mi barrio! Que la culpa es mía, sólo mía…por no para de comer y comer!!!

Y encima ahora, cuando mi amiga Male lea este post, tendré  que aguantar su bronca, porque me ha dicho que ya está preocupándose de leerme siempre  pendiente de mi báscula, según ella, parezco una enferma obsesiva  y voy a tener que ir a que me lo miren… pero cuando me veo en el espejo, os aseguro que no veo a una persona con aspecto de enferma… ME VEO GORDÍSIMA!!!

…y el verano a la vuelta de la esquinita!


Mi obsesión -como lo llama mi amiga Male-, por el peso, no es por imagen. Sé, porque así me lo dice mi Endocrino, que estoy bien de peso para mi talla y edad. Pero tengo un problema serio con la espalda -algún día os hablaré de lo bien que funcionan las Unidades del Dolor-, y ésto me hace sufrir en cuanto supero mi peso ideal, 64 kg.
Como veis, no sueño con pesar los 52 kg. que pesaba cuando me quedé embarazada de mi primera hija a los 27 años. Pero he de trabajar por mantenerme en el peso deseado, para que mis vértebras no sufran.


Imágenes localizadas en Internet

12 comentarios:

  1. Lo disfrutaste, ¡eso es lo que cuenta! Lo demás... Lo demás, es lo demás.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/5/11 23:02

    pues para todo lo que has comido y te ha sabido tan rico..dos kilos no es nada!!!!!! a si que no te me quejes amiga. ayer mismo me compre el libro del dr. dunkan y su dieta, hoy la he empezado, ya te contare como va.
    ya se que no hay que obsesionarse con la bascula ni el peso..pero es inevitable a nuestra edad, bien sea por lo fisico o bien como en nuestro caso que andamos ahi, con el endocrino a cuestas...pasado mañana me toca a mi ir a saludarle...uffff!!!!!
    cuando quedamos a comer????
    un besito

    ResponderEliminar
  3. Mascab,sincero y completito tu post.
    Tiene su lógica,no quieres sufrir,tus vértebras lo notan.Asi que intenta lograr el equilibrio,pero no te preocupes demasiado,amiga.
    Yo ahora,debo recuperar energía,el catarro primaveral me ha dejado muy flojita,poco a poco lo conseguiré.
    Mi gratitud y mi abrazo grande siempre,amiga.
    M.Jésús

    ResponderEliminar
  4. M.Jesús, eso! recuperate del todo amiga. Que tienes que cuidar de tu gente y darles alegría.
    Ah, como somos las mujeres de la generación 60!
    SUPERWOMEN!

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  5. Peich, la dieta del Dr. Dunkan conozco quien la realizado y ha perdido muchos kilos, pero... eso de perder rápido no creo que salga bien. Luego se recuperan en menos que canta un gallo!

    El viernes??

    Besos, amiga!

    ResponderEliminar
  6. Julio, por supuesto amigo, para éstos casos y similares, mi padre tenía un dicho: "Que nos quiten lo bailao", unos días a plan y listos.

    Agradezco mucho tus visitas a mi espacio y al visitar el tuyo aprendo siempre.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. jajajajajajajaj, somos hermanas delo mismo dolor, yo aún no me atrevo a subirme a la báscula...ufffffffffffffffffffffff
    Besitos en el alma
    Scarlet2807
    PD; Pero te aseguro, lo que te sobra en peso, te sobra en simpatía

    ResponderEliminar
  8. Scarlet, vaya plan amiga, siempre peleándonos con la báscula!! Menos mal que nos lo tomamos con humor! jajaj

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  9. Hace años que desterré la báscula de mi casa y sólo me rigo por mis pantalones... vivo mejor y menos angustiada jajajaja
    Los perderás no te preocupes si prestas atención durante un tiempo
    Y como bien dices arriba "que te quiten lo bailado"
    Besos

    ResponderEliminar
  10. UH... EL ETERNO PROBLEMITA.
    YO DESDE QUE TENGO USO DE RAZÓN, HAGO DIETA PARA NO ENGORDAR, ME HE CUIDADO TODA MI VIDA.
    SIN EMBARGO, AHORA QUE YA ESTOY MÁS GRANDECITA ME CUESTA MANTENERME A PESAR DE QUE LA COMIDA ES LA MISMA.

    Y BUENO, AMIGA, LO QUE VALE EN NUESTRA VIDA ES EL ALMA, LO QUE LLEVAMOS DENTRO. ESO NO CAMBIA.


    BESITOS

    ResponderEliminar
  11. Pues ahora los pierdes, y ya!!!
    Con lo bien que sienta comer...en Asturias.

    Un beso con lechuga.

    ResponderEliminar
  12. Pilar, una semanita a lechuga y pechuga a la plancha!

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?