miércoles, 16 de marzo de 2011

EL PARQUE NATURAL DEL LAGO DE SANABRIA








“El camino de la montaña, como el de la vida, no se recorre con las piernas, sino con el corazón.”
Andrés Nadal

Que viajo a menudo con los amigos ya lo sabéis. Pero además de esas salidas en parejas y de las rutas que hacemos con las motos –En las que disfruto muchísimo de todo, de mi chico, de los amigos, de la moto, de los lugares, de las sobremesas, de las risas compartidas…- también procuro hacer de vez en cuando, “escapadas” de 3-4 días con mi chico… Me hablan de viajes y me vuelvo loca, es mi hobby number one!!
En verano de 2009, tras la salida motera con los amigos, que ése año como ya he contado en otra ocasión fue por tierras de Zaragoza, Huesca, Pamplona, Vitoria, Burgos y de nuevo a Madrid-, la estancia anual en La Manga dejando que “mi mamá me mime” unos días, y dar una vuelta por mi casa para ver que a mi “prole” no les faltaba de nada; nos dispusimos a realizar una escapada los dos solos en amor y compañía, como dice mi abuela.
Salvo que salgamos de nuestro País –en este caso los preparativos son más importantes-, la mayoría de las veces que realizamos estos viajes, lo hacemos saliendo de casa sin un rumbo fijo. Una vez fuera del garaje y en dirección a la M-40 nos preguntamos: Montaña o Mar? Punto cardinal?... Así, en la ocasión que os cuento, elegimos Montaña y dirección Noroeste…
Llegamos al Parque Natural de Sanabria… habíamos pasado por allí en alguna de las ocasiones en que viajamos a Pontevedra, pero nunca hicimos más estancia que la reglamentaria para comer y ver el Lago.
Para los que no habéis visitado la zona os sugiero que no dejéis de hacerlo. Es un lugar para conocer y apreciar.
Nosotros, nos alojamos en un pueblo por encima del Lago, San Martín de Castañeda,  que es uno de los pueblos más antiguos de la zona. En la subida desde el lago, encontramos un hermoso mirador natural desde donde podemos observar las huellas del antiguo glacial. Se sabe que en ésta Localidad  vivió Unamuno porque encontraba fuerte inspiración para sus obras.   El primer domingo de septiembre celebran su fiesta patronal, marcada por tradiciones milenarias.


Desde el hermoso San Martín, un atardecer, hicimos la ruta de la laguna de los peces. Es una ruta llana, corta (unos 4 Km, creo recordar) y de poca dificultad que nos lleva por verdes prados rodeados de los frondosos bosques que pueblan sus montañas.

Partiendo de  Ribadelago, hicimos otra ruta por el cañón del Tera hasta la presa rota (unos 12 Km), en la primera intentona del día, nos volvimos a unos 3 Km. de comenzar porque en algún punto cometimos algún error y acabamos en un barranco sobre el Tera, imposible de salvar, al menos para nosotros que solo somos unos aficionados. Volvimos al punto inicial de la ruta y en el kiosko que hay junto al río nos informaron de las señales a seguir. Ya era casi mediodía y como la ruta era larga, pensamos en dejarla para el día siguiente… pero al final comenzamos de nuevo a subir las peñas y los riscos hacia la mítica presa. Tras una hora de camino descansamos en una de las diversas pozas que el río forma en las altas montañas, donde mi chico aprovechó para darse un buen chapuzón mientras yo, a la sombra, admiraba el paisaje, sintiendo el placer de su baño en aquél río y llenando mis ojos con los cielos que coronaban las copas de los árboles del frondoso bosque que nos rodeaba…

De Sotillo, otras de las localidades que rodean el Lago, sale una ruta conocida como “las cascadas”, son unos 7 kilómetros de subida entre bosques altos y riscos cortantes, pero al final los ojos y los oídos se recrean con la contemplación y los sonidos de la hermosa cascada… Fue nuestra última ruta durante la estancia. Pero a Sanabria hay que volver y realizar las múltiples sendas que otros nos marcaron al pasar…


El último día de nuestra “escapada” no hubo ruta, pero sí un grato baño en el Lago formado por un milenario glacial. Rodeados de bosques y un nítido cielo de oxigenado aire, que limpió nuestros pulmones y anegó de sosiego nuestro ajetreado corazón…

8 comentarios:

  1. Mascab,cuánto me gustan esas rutas en moto,amiga.
    Creo que,es una forma de desplegar las alas y volar a la naturaleza...REALMENTE UNA GOZADA...!
    Mi gratitud por las fotos,mágicas y soñadoras.
    Mi abrazo y mi ánimo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  2. ufff!!!!! solo hace falta un poquito de mas buen tiempo...sacar brillo a la moto...los equipos...los cascos...las mochilas...y la carretera!!!!!!! a disfrutar de cualquier paisaje y lugar de desde luego de los churris!!!!!un besazo
    peich

    ResponderEliminar
  3. Mi querida Mascab: Me ha encantado la frase que has colgado porque es así: La vida la caminamos con el corazón. Y segundo, esta entrada sobre el lago de Sanabria me ha tocado la fibra sensible porque de un pueblecito de allí cerca era una muy buena amiga que falleció hace unos años y siempre me hablaba de lo maravilloso que era.Gracias.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  4. Precioso todo, las letras y las imágenes
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Mascab.....quince años con un zamorano, y no lo conozco. Pero según lo describías me he ido imaginando las rutas viendo las fotografías, y me han entrado unas ganas enormes de encontrarme allí, en la poza, darme un baño, escuchar el sonido del agua al caer......me he sentido feliz. Gracias por compartirlo y tan bellamente.
    Besos
    Sherezade

    ResponderEliminar
  6. M.Jesús; TE aseguro que viajar en moto es lo que más sensación de libertad me da. Me alegra que hayas disfrutado con el post.
    Un beso guapa.

    Peich! eso es lo que debes pensar, que pronto el buen tiempo llegará y de nuevo comenzaremos a disfrutar plenamente de nuestros chicos y nuestras motos. Espero que pronto podamos hacer una ruta juntos. Me encantaría.
    Un abrazo muy fuerte, amiga.

    ResponderEliminar
  7. Malena; si el recordar a tu amiga te ha llenado de buenos recuerdos juntas, me alegro, porque así le has dado luz. En cuanto puedas, visita la zona, es maravillosa para relajarse en pareja.
    Un beso guapa!

    Cruela; me alegra mucho que te gustara.
    Un beso guapa

    Sherezade; Como puede ser que un zamorano no te arrastrara a su lago? Es una zona mágica, incluso tiene su leyenda...No dejes de ir, el baño en la poza, rodeada de ese entorno, en silencio, con los sonidos de la naturaleza, es único. Yo no me baño en esas aguas por lo frías que son y mi problema de huesos, pero aún si baño disfruto mucho en la montaña.
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  8. Que bien me ha sentado este viajecito.
    Un beso

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?