sábado, 5 de febrero de 2011

NO BASTA...


   

No basta con enseñar a nuestras hijas que nadie es más que ellas mismas. Que nadie debe levantar jamás una mano contra ellas, bajo ningún concepto, bajo ninguna razón.

No hay razón jamás, para permitir que un ser a quien amas y quien dice amarte, golpee tu rostro con su mano, o calle tus palabras con sus gritos.

Nadie, jamás, tendrá derecho sobre tí. Solo tú eres tu dueña. Solo tú puedes decidir por tí. Tú eres quien debe elegir lo que quieres y cómo lo deseas.


No basta con enseñar todo esto a nuestras hijas... las noticias a diario, nos demuestran que no solo con esto basta.

También hay que enseñar a los niños que son iguales a sus hermanas, que ellos no son más que ninguna mujer en la tierra, por humilde que esta sea, por ignorante que en ocasiones parezca...

Hay que educar desde la primera infancia. Desde las escuelas infantiles y a través de la primaria. Hay que fortalecer esta enseñanza en la secundaria y, sobre todo, hay que educar en familia. Que ninguna madre y ningún padre, de un trato diferente a sus hijos por ser hombres o, por ser mujeres.

No basta solo con enseñar a nuestras hijas... hay que enseñar también a nuestros hijos.


Fotografías y dibujos localizadas en Internet











2 comentarios:

  1. Y recordarnos a los demás, que si tras el tabique se escuchan gritos y golpes, mejor quedar como cotilla que salir en las noticias lamentando lo que ya no tiene arreglo.

    Estupenda reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Yo ya soy cotilla en estos asuntos. Y mis palabras, como mi acción no se pararán solo porque alguien me dé semejante apelativo. No solo por ellos, sino por los hijos que ven, sienten y padecen el maltrato contínuo entre sus padres...

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?