lunes, 14 de febrero de 2011

EMERITA AUGUSTA


La ciudad fue fundada en el 25 a.d.C con el nombre de Emerita Augusta por Octavio Augusto, para los soldados eméritos licenciados del ejército romano, de dos legiones veteranas de las Guerras Cántabras: Legio V y Legio X.
Estas legiones se ubicaron en el poblado ya existente a cambio de darles la categoría de ciudadanos romanos a los antiguos pobladores. La ciudad fue la capital de la provincia romana de Lusitania. El término emeritus significaba en latín "retirado" y se refería a los soldados jubilados con honor. Sus ciudadanos fueron adscritos a la tribu Papiria.

Se inicia así un periodo de gran esplendor del que dan testimonio sus magníficos edificios: el teatro, el anfiteatro, el circo, los templos, los puentes y acueductos.



Durante siglos y hasta la caída del Imperio Romano de Occidente, Mérida fue un importantísimo centro jurídico, económico, militar y cultural en época romana, estuvo cataloga en el noveno lugar entre la ciudades del Imperio, incluso por delante de Atenas.
Posteriormente, Mérida sufrió incursiones de los pueblos bárbaros hasta el asentamiento de los visigodos, que la hicieron capital de Hispania, durante los siglos V y VI.

 

En el siglo VI, el cristianismo se arraiga con fuerza. De la fe popular surge la figura de la Mártir Santa Eulalia, patrona de la ciudad.

En el año 713 el caudillo árabe Muza conquistó la ciudad, tras un fuerte y largo asedio, sus tropas la arrasaron.
Mérida será sede Metropolitana hasta 1119 en que se trasladará a Santiago de Compostela

 
A principio del siglo XIII , en 1230, las tropas cristianas del rey Alfonso IX de León, conquistarán Mérida y la convertirán en sede del Priorato de San Marcos de León.

Será en época de los Reyes Católicos cuando la ciudad inicie una recuperación política gracias al apoyo del Maestre de la orden de Santiago, Don Alonso de Cárdenas, defensor de la causa de Isabel la Católica.

Su contribución a la Conquista americana, fue significativa. De Mérida salieron para las americas unas 210 personas, entre las que destacan dos capitanes de renombre en la conquista de Venezuela: Rodríguez Suárez y González de Silva.

La invasión francesa supondrá para Mérida, una lamentable pérdida de su patrimonio histórico artístico. Pero la ciudad cuenta con una población abnegada, capaz de motorizar su futuro.

 
Junto a esta asignación política e industrial, la ciudad ha despertado, con gran interés para arqueólogos e instituciones nacionales, regionales y locales que se afanan en sacar a la luz la inmensa riqueza arqueológica que se continua descubriendo.

El Conjunto Arqueológico Emeritense fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en diciembre de 1993. Anteriormente, la ciudad contaba con veinte monumentos nacionales y algunos en espera de obtenerla; y por Decreto de 8 de febrero de 1973, en vísperas de conmemorarse su Bimilenario, Mérida fue declarada "Conjunto Histórico-Arqueológico", única que ostenta esa denominación en España.

 

Qué mejor marco! que una ciudad histórica como esta, para vivir un fin de semana en compañía de unos buenos amigos y con la persona a quien se ama al lado, para celebrar el día del “Orgullo Cursi” o lo que es lo mismo, el día de San Valentín?

Mérida no necesitará jamás de nosotros seis, pero para todos nosotros la ciudad será eterna… siempre recordaremos el día espectacular de ayer, visitando monumentos y aprendiendo HISTORIA con mayúsculas.

El hotel y la gala de San Valentín con una cena exquisita ambientada con música romántica y el broche del baile gritando a viva voz un “A quién le importa lo que yo haga, a quién le importa lo que yo diga, yo soy así, nunca cambiaré…” nos hizo revivir una eterna juventud.

Y eterna eres tú, Emérita Augusta, como lo es Roma. Tus piedras hablan de una gloriosa historia y una trágica decadencia, que resurge siempre para dejarnos exhaustos al contemplar su siempre eterna grandeza.

4 comentarios:

  1. me alegro que lo pasarais genial y disfrutarais junto a vuesros amigos...
    feliz san valentin!!!!!
    un besazo
    peich

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada y gran traca final ¿no?

    Un beso y descansa un poquito.

    ResponderEliminar
  3. Peich, gracias yo también te deseo lo mejor. Espero que algún día no muy lejano, podamos disfrutar juntas de todas estas cosas.
    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  4. Pilar; fué un fin de semana estupendo y el tiempo nos acompañó gratamente.
    ayer lunes aún estaba un poco resacosa de tanta comida. Ya no soporto mezclar tanta variedad de salsas, mi estómago se resiente...
    Pero repito, fué genial por todo. Espero haber sabido transmitir bien lo impresionada que quedo cada vez que voy a Mérida. Espero volver a Roma de igual forma. Siempre con Amigos. Como la primera vez.
    Beso

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?