miércoles, 5 de enero de 2011

PROPÓSITOS

De vez en cuando la vida, nos demuestra que nada tenemos seguro, salvo el mismo instante en que somos conscientes de que existimos. De que estamos aquí, de que respiramos, reímos, lloramos…

En estos momentos de lucidez que la vida nos da, es cuando debemos aprovechar con mayor ahínco en reflexionar sobre nuestra existencia…

Quién soy en realidad?, Qué espero lograr en la vida con mi propio esfuerzo?, Hacia dónde camino? Realmente camino o me dejo arrastrar por mis circunstancias? He logrado todo aquello que soñaba alcanzar cuando era joven? Qué he dejado en el camino sin apenas mirarlo? Cuánto tiempo he perdido sin buscar la felicidad de quienes me rodean? Qué debo hacer/tener/conseguir para sentirme feliz? Soy feliz con todo lo que poseo o aún siento que por mucho más que poseyese me seguiría sintiendo un infeliz? He encontrado el camino que buscaba para mí y para los míos o llegaré al final de éste tramo sin conseguir hallar la senda? Estoy satisfecho con la vida que me he forjado o necesito realizar algunos cambios?

Todas estas incógnitas, o al menos algunas de ellas y, en otros casos, muchas más, nos hacemos cuando la vida nos golpea fuerte en el estómago… Nos hace doblarnos por el dolor inesperado y nos deja sin aliento unos instantes…
  
 "Riesgo es la vida y nada más, sólo quien arriesga puede ganar, aunque casi siempre pierda.
Quien no arriesga, no se regala ni la opción siquiera.
Sin riesgo el tiempo nos vence, y nos llega la hora de morir, para entonces descubrir, que nunca estuvimos realmente vivos."  Anaan.

Pasado un tiempo más o menos largo, todas estas cuestiones y sus reflexiones, se nos olvidan No volvemos a preguntarnos ni respondernos qué debemos mejorar en nuestro existir para que tanto nosotros, como aquellos a quienes queremos, tengamos una vida placentera y equilibrada…

En ésta época del año, nos proponemos mejorar aquellos aspectos de nuestra vida y/o carácter que sabemos, debemos corregir… Pero el año, como siempre, finaliza con cada 31 de diciembre y para entonces, como siempre, nos damos cuenta de que aquellos propósitos que a nosotros mismos nos hicimos en el  mes de enero, quedaron olvidados como siempre, con cada mes de marzo…

2 comentarios:

  1. Anónimo8/1/11 14:12

    No creo que sea necesario que te hagas tantas preguntas, mirate a ti y los que tienes a tu alrrededor, solo tengo que decir por lo que te leo es que no te debas preguntar por tu existencia, escribe sobre tus sentimientos y encontraras el camino de tu vida ya que escribiendo recibes dos veces las sensaciones vividas y asi poder rectificar y no tomar decisiones erroneas.
    Siempre hay que dejar alguna cosa para mañana y asi tener metas que lograr. Encontrar la felicidad plena........ y después que?

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo contigo, amig@ anónimo. Yo no busco la felicidad en mi vida. Intento vivirla plenamente y recibir lo que me da con todas sus circunstancias, a veces buenas, otras no tanto... pero así es la vida. En esta entrada reflexiono sobro todo aquello que no conseguimos hacer en el transcurrir del año y, que solo pensamos y meditamos cuando algo grave e irreparable sucede a nuestro alrededor ó a veces también, al final de cada año...
    Gracias por leerme y sobre todo, por comentarme.

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?