jueves, 13 de enero de 2011

HOSPITALES

No me gustan los hospitales. Pero últimamente parece que me atraen como un imán.

Son demasiadas las visitas que hago a los mismos y esto me da mucho que pensar…

Somos efímeros, nos paseamos por la vida con prisas, sin fijarnos en quienes nos rodean. Vamos, venimos, dejamos a nuestros hij@s en el colegio, trabajamos, llevamos la intendencia de nuestra casa, buscamos un minuto para hablar con nuestras madres, abuelas, hermanas, reservamos un rato para tomarnos un café y darnos un respiro con alguna amiga, volvemos a casa, charlamos y si se tercia salimos a pasear un rato con nuestro chico y nuestra perra, preparamos la cena, recogemos los platos, nos sentamos a ver un rato la tele o seguir leyendo nuestro libro del momento –El tiempo entre costuras, de María Dueñas, es el actual-, nos vamos a la cama…


Y en un pis pas, una llamada y todo se pone boca abajo…

Para tí, Marjo, con toda la "fuerza" de esta chica de nuestra generación
que nos da toda una lección: Luz
A veces, son enfermedades sin importancia, con leves ingresos hospitalarios, otras sin embargo nos hacen recorrer pasillos y transitar meses de angustia para al final, decir un adiós a destiempo.

Esto sucedió con la estancia hospitalaria del año pasado, en el 2010; tuve que despedir a una persona importante, al hombre que durante los últimos años de su propia vida y, tras el fallecimiento mi padre, hizo felíz a mi madre. Un gran hombre, una belleza de persona…

En años anteriores he presenciado desgarradoras despedidas a los padres/madres más cercanos en el tiempo –si vamos retrocediendo en los años, 2009-2008…- de mis amigos, más lejanos de mi padre, de mi suegro, de mi hermano…

Este año hemos comenzado de hospitales. Primero mi abuela –levemente, gracias a Dios-, segundo mi tío Paco –deseo que vaya todo bien en su inminente y grave operación-, tercero mi amiga Marjo.

Hoy hemos ido a visitarla, ha sido ingresada de urgencias por una infección que ahora hay que analizar y quizá tenga que ser intervenida. No es nada grave. Además ella es muy fuerte y con su humor solo puede atraer energía positiva a todo lo que deba acontecer.

Uno de nuestros amigos, Jaime, estaba con ella y su pareja cuando llegamos y  Jonh, nos repitió el comentario que james hizo al ver a Marjo con aquél pijama hospitalario tan poco sexy “Se me acaba de caer un mito”. Todos reímos la ocurrencia. Es cierto, nunca habríamos imaginado ver a Marjo tan poco glamorosa. Claro que ella rápidamente sacó el lado bueno a los puntitos rojos del estampado y a la amplitud de la tela

Increíblemente divertido, ella consigue que hasta cuando está enferma, nos reunamos para reírnos de sus picardías…

Mi chico y yo íbamos para darles ánimo, pero nos encontramos con que ellos y, en especial Marjo a mí, fueron quienes más nos animaron por las circunstancias que el día de ayer nos ocupaban…

Esto es lo bueno de tener amigos de verdad, como he contado en otras entradas, sabemos que estamos para lo que nos surja, nos apoyamos y acudimos a las necesidades de cualquiera de nosotros con tan solo una llamada. Estoy orgullosa de todos ellos, de su ayuda y apoyo incondicional en los momentos críticos… y además, en ocasiones, nos tomamos juntos las mejores cervezas del mundo, las que se toman entre las bromas y las risas de nuestro grupo de amigos…

Ponte pronto buena Marjo, acuérdate de nuestro proyecto para la próxima salida a cenar… La que vamos a liar!!

…Por cierto, alguien se lo ha contado ya a Rtuh??

6 comentarios:

  1. Es envidiable la relacion que tienes con tus amigos...
    A mi me escasean,pero los pocos que me quedan son autenticos...
    BESOS

    ResponderEliminar
  2. Cultiva un amigo y obtendrás el mejor de los frutos... Cultiva cariño y obtendrás amor...
    Meme, te estoy preparando una historia sobre motos. Es en tu honor.

    ResponderEliminar
  3. BESOS Y GRACIAS Y UN MONTON DE SENTIMIENTOS A FLOR DE PIEL,,, NO TENGO PALABRAS PARA DESCRIBIR LO QUE ME HA HECHO SENTIR TU ENTRADA MOTERA...

    ResponderEliminar
  4. Meme, nuestros blogs y nuestras motos, nos unen.
    Gracias por visitarme. Amiga.

    ResponderEliminar
  5. acabo de ver el video de luz, no paro de cantar por la cantidad de amigos que me dan trozos de cielo yo tengo el universo. muchos besos

    ResponderEliminar
  6. ...Y nosotros te tenemos a tí. Besos y mucha suerte Marjo.

    ResponderEliminar

...Y ahora dime, ¿qué opinas tú?